Deficiencia de vitamina D y el trastorno bipolar

La exposición al sol permite que el cuerpo absorba la vitamina D, una vitamina soluble en grasa que ayuda a regular el sistema inmune y las células. El calcio y la vitamina D son esenciales para el crecimiento y el mantenimiento sanos de los huesos. Los alimentos como la leche, el salmón, los huevos y los cereales fortificados son fuentes fiables de vitamina D. De acuerdo con MayoClinic1.com, la vitamina D está disponible en la mayoría de los suplementos multivitamínicos con una dosis recomendada de 5 mg al día para los adultos. Varios estudios vinculan la deficiencia de vitamina D a los síntomas de las enfermedades mentales, como el trastorno bipolar.

Trastorno bipolar y síntomas

El trastorno bipolar es una condición psiquiátrica caracterizada por períodos de manía y depresión. Hay varias formas de la condición en función de la gravedad de los cambios de humor. Según MedlinePlus, el trastorno bipolar afecta a ambos sexos por igual y por lo general comienza alrededor de las edades de 15 a 25. Los síntomas de manía son estados de ánimo elevado, aumento de energía, inusual alta autoestima y pensamientos acelerados. Los episodios depresivos incluyen sentimientos de inutilidad, tristeza, pensamientos de suicidio y falta de energía. El tratamiento estándar para el trastorno bipolar es una combinación de estabilizadores del estado de ánimo, benzodiazepinas y antipsicóticos.

Deficiencia de vitamina D

La deficiencia de vitamina D se produce cuando la exposición a la luz solar es insuficiente y la ingesta recomendada es demasiado baja durante un período. De acuerdo con la Office of Dietary Supplements, el raquitismo y la osteomalacia son las enfermedades principales asociadas con la deficiencia de vitamina D. El raquitismo afecta a los niños y la osteomalacia ocurre en los adultos. Los síntomas incluyen ablandamiento de los huesos, debilidad muscular y dolor de huesos en todo el cuerpo. Las personas mayores con piel oscura corren el riesgo de desarrollar deficiencia de vitamina D.

Deficiencia de vitamina D y el trastorno bipolar

La vitamina D es esencial para la función cognitiva y el desarrollo del cerebro, por lo tanto, una deficiencia de vitamina D causará deterioro cognitivo. "Current Psychiatry Reports", informó en 2009 que varios estudios demostraron una asociación entre la deficiencia de vitamina D y el trastorno bipolar. En 2005, la revista "Neuroscience Letters", informó la proyección de receptores de vitamina D en pacientes con trastorno bipolar y otras enfermedades psiquiátricas para las mutaciones. Sólo un paciente tenía una mutación en los receptores de vitamina D seleccionados. El estudio no midió los niveles de vitamina D en los pacientes y los resultados no son concluyentes.

Consideraciones

Aunque hay enlaces de la deficiencia de vitamina D y el trastorno bipolar, no hay ensayos clínicos o estudios extensos que demuestren que la deficiencia de vitamina D provoca síntomas del trastorno bipolar. La medicación prescrita es la manera más efectiva para tratar los síntomas bipolares. De acuerdo con MayoClinic1.com, 10 minutos de exposición al sol proporciona la dosis diaria recomendada de vitamina D por día. Si sufres de obesidad o mala absorción de grasa, estás en mayor riesgo de padecer deficiencia de vitamina D. Toma suplementos de vitamina D y consulta a tu médico para obtener más opciones de tratamiento si sospechas que tienes deficiencia de vitamina D.

Más galerías de fotos



Escrito por john levy | Traducido por gabriela nungaray