¿La deficiencia de vitamina D provoca pérdida de memoria?

Más de un billón de personas podría estar en riesgo de deficiencia de vitamina D y sus enfermedades asociadas, de acuerdo con un reporte de 2007 en el "New England Journal of Medicine". Las personas que no comen pescado, beben leche o tienen poca exposición a la luz del sol pueden tener niveles peligrosamente bajos. Los investigadores continúan encontrando más enfermedades asociadas con esta deficiencia. Como la vitamina juega un papel clave en la salud de las células cerebrales, los científicos se preguntan si la deficiencia provoca pérdida de memoria.

Beneficios de la vitamina D

La vitamina D es regularmente asociada con la salud de los huesos, ya que ayuda a regular los niveles de calcio en la sangre. Sin esta vitamina, los huesos no se pueden regenerar apropiadamente. Una deficiencia frecuentemente conduce a raquitismo en los niños y osteopenia y osteoporosis en los adultos. La vitamina D también controla los niveles de calcio en las células cerebrales y regula el crecimiento y muerte celular, lo que es de particular interés para conectar deficiencias con la pérdida de memoria. También protege a las neuronas de daños por los radicales libres.

Causas de la pérdida de memoria

Como las células cerebrales mueren cada año, la pérdida de memoria podría ocurrir en las personas desde sus 20 años. Nuestra memoria a corto término gradualmente declina, provocando que uno olvide detalles de eventos recientes. La condición empeora cuando una persona experimenta un trauma en la cabeza, depresión, deshidratación o abuso de drogas o alcohol. Pero entre estas causas, los científicos no se ponen de acuerdo en si la deficiencia de vitamina D debería incluirse. Investigadores de la University of Wisconsin recientemente aprendieron que las personas con deficiencia de vitamina D se desempeñaban pobremente en las pruebas cognitivas. El estudio concluyó que existe una asociación entre niveles bajos de vitamina D y la discapacidad cognitiva, pero la deficiencia no provoca deterioro cognitivo.

Posible correlación

Cuando tienes una deficiencia de vitamina D también puedes experimentar inflamación en el cerebro, que es una condición que se da en los pacientes de la enfermedad de Alzheimer y otros que experimentan pérdida de memoria. Los investigadores en la University of Cambridge y la University of Michigan encontraron que las personas con niveles bajos de vitamina D se desempeñaron pobremente en las pruebas cognitivas en comparación con aquellos que tienen niveles saludables. En otro estudio, los pacientes con enfermedad de Alzheimer con suficientes niveles de vitamina D se desempeñaron mejor en exámenes de miniestado mental en comparación con aquellos con niveles insuficientes, de acuerdo con el Vitamin D Council. Los descubrimientos mostraron que existe una relación entre la vitamina D y la cognición en los pacientes.

Mejores fuentes de vitamina D

Nuestros cuerpos pueden sintetizar vitamina D de la exposición al sol, lo que significa que el cliente no siempre tiene que usar dietas. Para algunos, las sesiones regulares de baños de sol es todo lo que necesitan. Aproximadamente 30 minutos de luz del sol directa en el verano pueden dar como resultado la producción de más de 10.000 unidades internacionales de vitamina D, de acuerdo con el Vitamin D Council. Otros que trabajan en oficinas o viven en climas más al norte pueden recibir menos luz del sol y tendrán que consumir fuentes naturales o suplementos. El pescado, como el salmón y la trucha, los productos de aceite de pescado y la leche son altos en vitamina D. Para los adultos y adolescentes saludables, los niveles de ingesta adecuados establecidos por el U.S. Institute of Medicine of the National Academy of Sciences están entre 200 y 600 unidades internacionales diarias.

Preocupaciones

Sólo consumimos demasiada vitamina D a través del consumo excesivo de suplementos, de acuerdo con Janice Thompson y Melinda Manore, autoras de "Nutrition: An Applied Approach". Una persona que toma demasiados complementos de vitamina D puede experimentar debilidad, pérdida del apetito, estreñimiento, confusión mental, vómito, orina excesiva y sed extrema, que son síntomas de hipercalcemia. Para conocer tus niveles de vitamina D, visita a tu médico para que te haga una prueba.

Más galerías de fotos



Escrito por drew rivetty | Traducido por laura de alba