Deficiencia de vitamina D y dolor en el pie

Mientras que todo el mundo experimenta el dolor en los pies de vez en cuando, el dolor crónico en estos puede ser un signo de una condición médica subyacente o deficiencia nutricional. No hay mucha evidencia que relacione la deficiencia de vitamina D específicamente con el dolor de pies. Algunas investigaciones, sin embargo, han demostrado que la falta de vitamina D puede causar dolor crónico y debilidad. Los suplementos de vitamina D pueden ayudar a disminuir los síntomas. Consulta a tu médico antes de usar cualquier suplemento dietético.

Sobre la vitamina D

La vitamina D a menudo es llamada la vitamina del "sol", porque tu cuerpo la fabrica en respuesta a la exposición a los rayos ultravioleta del sol. También está presente naturalmente en una serie de alimentos, incluyendo el aceite de hígado de bacalao, queso, pescado graso y ostras, así como en alimentos fortificados como cereales para el desayuno y la leche. La vitamina D juega un papel clave en la absorción de calcio y ayuda con la formación de hueso.

Deficiencia de vitamina D

La hipovitaminosis D es el término clínico utilizado para describir una deficiencia de vitamina D. La ingesta alimentaria inadecuada, la falta de exposición al sol o los trastornos que afectan la capacidad del cuerpo para absorber la vitamina D pueden conducir a la deficiencia. Una deficiencia de vitamina D puede conducir al desarrollo de raquitismo y osteomalacia. El raquitismo es una enfermedad infantil que causa el ablandamiento y debilitamiento de los huesos, lo que lleva al dolor, alteraciones esqueléticas, calambres musculares y dolor de huesos. La osteomalacia se presenta en adultos, lo que resulta en debilidad muscular y dolor. Los ancianos y obesos, así como aquellos que no obtienen una exposición adecuada a la luz del sol, tienen un mayor riesgo de desarrollar una deficiencia de vitamina D.

Dolor en el pie y vitamina D

El dolor en el pie puede ser causado por una serie de factores, aunque por lo general es un asunto de zapatos mal ajustados o de estar de pie por largos períodos de tiempo. Otras causas comunes de dolor en el pie incluyen la artritis, las lesiones, la tendinitis o una condición inflamatoria conocida como fascitis plantar, de acuerdo con Medline Plus. La deficiencia de vitamina D también puede contribuir al dolor en el pie. De hecho, un examen clínico publicado en el 16 de enero de 2010 de la "British Medical Journal", informa que el dolor de pie es común en los adultos con una deficiencia clínica de vitamina D. Los suplementos de vitamina D pueden ser beneficiosos para la reducción de los músculos, las articulaciones y dolor en los huesos, según un folleto de 2008, publicado por Pain Treatment Topics, un sitio web imparcial, basado en la evidencia, no comercial dedicado a ofrecer información sobre el alivio del dolor. Consulta a tu médico para hablar sobre la dosis apropiada para tu condición.

Consideraciones

Si bien es posible que una deficiencia de vitamina D contribuya a tus síntomas de dolor en el pie, no debes tratar de auto-diagnosticarte las deficiencias nutricionales. Si el dolor persiste a pesar de las medidas de auto-ayuda o eres incapaz de caminar correctamente o poner peso sobre tus pies, busca atención médica inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por maría j. caballero