¿La deficiencia de vitamina D puede causar dolor en las articulaciones?

El dolor en las articulaciones, también conocido como artritis o artralgias, afecta a personas de todo el mundo y puede ser causada por muchos tipos diferentes de lesiones, enfermedades e infecciones. Todo, desde las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide a las infecciones como la gripe pueden causar dolor en las articulaciones, sin embargo, es posible que experimentes dolor inexplicado de las articulaciones que a menudo no se ve afectado por los medicamentos habituales de tratamiento del dolor, y muchos estudios recientes apuntan a que la deficiencia de vitamina D es la culpable. Se conoce que los niveles bajos de vitamina D en la sangre causan dolor óseo y muscular y debilidad, incluso en las articulaciones.

Deficiencia de vitamina D

La deficiencia de vitamina D es causada por un bajo nivel de vitamina D en tu cuerpo. La vitamina D es un nutriente soluble en grasa que se encuentra en algunos alimentos, como la leche fortificada o el salmón, pero recibir suficiente vitamina D de tu dieta es casi imposible. La vitamina D puede ser fabricada naturalmente por tu cuerpo cuando la piel está expuesta a los rayos ultravioleta B del sol. La vitamina D se mide en la sangre como 25 hidroxivitamina D y se expresa en nanogramos por mililitro o ng/ml. Los niveles normales oscilan entre 30 y 80 ng/ml. Si tu nivel en sangre está entre 20 y 30 ng/ml, se considera que la vitamina D es insuficiente y por debajo de 20 ng/ml, se considera que hay una deficiencia de vitamina D.

Dolor en las articulaciones

De acuerdo con el National Institutes of Health, el dolor en las articulaciones puede afectar a una o más articulaciones a la vez y puede ser causado por una variedad de lesiones o condiciones. Las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide causan dolor en las articulaciones y rigidez porque el sistema inmunológico del cuerpo ataca el líquido sinovial dentro de las articulaciones. Esta enfermedad no tiene cura y el dolor en las articulaciones es una batalla de por vida. La bursitis o inflamación de la bursa que protege el extremo de los huesos, también puede ser una causa de dolor en las articulaciones. Las infecciones como la influenza o la gripe, también pueden hacer que tus articulaciones te duelan.

Deficiencia de vitamina D y dolor en las articulaciones

Si bien la vitamina D siempre se ha relacionado con la salud ósea, muchos estudios recientes la han relacionado con muchas otras áreas del cuerpo y la prevención de muchas enfermedades. La investigación, al igual que un estudio publicado en 2011 en "Maturitas", ha vinculado la deficiencia de vitamina D con el dolor articular. Este estudio se centró en las mujeres posmenopáusicas y encontró que las concentraciones bajas de vitamina D en la sangre se relacionaron con mayores puntuaciones de dolor en las articulaciones. Otro estudio de 2011 publicado en "Clinical Rheumatology" observó a nuevos pacientes que acudían a las clínicas de reumatología y encontró que, en general, el 70 por ciento de los pacientes que sufren de algún tipo de dolor en las articulaciones también poseen una deficiencia de vitamina D. Los investigadores creen que la deficiencia de vitamina D puede ser un factor de riesgo para muchas enfermedades reumatológicas.

Consideraciones

La deficiencia de vitamina D se está convirtiendo en un problema de salud muy extendido y muchos creen que está de alguna manera relacionado con el aumento del diagnóstico de fibromialgia, artritis reumatoide y esclerosis múltiple. Un informe de 2009 en el "Archives of Internal Medicine", afirmó que el 77 por ciento de los estadounidenses no tienen un nivel adecuado de vitamina D. Si crees que es posible que tengas una deficiencia de vitamina D, consulta con tu médico y pídele que evalúe tus niveles. Si los resultados muestran que padeces una deficiencia, tu médico comenzará un plan de tratamiento con altas dosis de suplementos de vitamina D, una vez que tus niveles estén dentro del rango óptimo, se te dará una dosis de mantenimiento de vitamina D.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah lundin | Traducido por maría florencia lavorato