La deficiencia de la vitamina B12 y síntomas neurológicos

Se requieren cantidades adecuadas de vitamina B12 para la formación de glóbulos rojos y la adecuada función nerviosa. Se encuentra en alimentos, como el pescado, la carne, las aves de corral, huevos, leche y productos lácteos, y muchos productos fortificados. De acuerdo con la Office of Dietary Supplements, cuando el nivel en la sangre cae a 170 a 250 pg/mL los síntomas de deficiencia puede ocurrir. Las deficiencias pueden ocurrir sin ninguna razón conocida o deberse a una enfermedad que limita la capacidad del cuerpo para absorber la vitamina B12. La falta de vitamina B12 puede causar diversos síntomas neurológicos, que requieren atención médica.

Entumecimiento

La falta de vitamina B12 puede conducir a daños en los nervios causando sensaciones de entumecimiento y hormigueo, advierte National Institutes of Health. Esto puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero es más común en las manos y los pies. Agarrar objetos, caminar y mantener el equilibrio puede ser difícil debido a una pérdida de la sensibilidad. Dependiendo de la severidad de la deficiencia, agregar alimentos ricos en vitamina B12 en la dieta puede ser suficiente, mientras que los casos más graves requieren inyecciones de vitamina B12.

Temblores

Si los niveles de vitamina B12 son demasiado bajos, los pacientes pueden llegar a ser frágiles, débiles y puede ser un reto coordinar el movimiento. En casos severos, puede ocurrir parálisis. Puesto que el cuerpo es capaz de almacenar la vitamina B12, las deficiencias no son tan comunes, excepto en las personas mayores, afirma Mayo Clinic. Con la edad, las enfermedades que interfieren con la digestión son más comunes y hay muchos medicamentos que pueden dificultar que el cuerpo utilice correctamente la vitamina B12. Para la mayoría, consumir una pechuga de pollo, un huevo duro y 1 taza de yogur natural bajo en grasa todos los días cubre el requisito. Una taza de salvado con pasas con 1 taza de leche también contiene la cantidad diaria necesaria.

Disminución mental

Otros signos de alarma de una deficiencia de vitamina B12 incluyen confusión, demencia, alucinaciones, psicosis, paranoia, depresión, comportamiento violento y cambios en la personalidad afirma Centers for Disease Control and Prevention. La buena noticia es que en la mayoría de los casos estos síntomas se pueden resolver regresando los niveles B12 a la normalidad. Si se notan incluso cambios leves en la capacidad cognitiva, es importante buscar atención médica y hacer una prueba del nivel de vitamina B12.

Neuropatía óptica

Aunque es poco común, una deficiencia de vitamina B12 puede causar daño a los nervios y los músculos que controlan la visión. Esto puede conducir a cambios en la visión, como visión borrosa o pérdida de visión. La dificultad en la detección de una deficiencia, es que tiende a ocurrir lentamente y los síntomas pueden ser tan sutiles que no son reconocidos ni atendidos. Los síntomas pueden progresar tan lentamente que un paciente puede adaptarse a ellos sin darse cuenta de que algo anda mal. Sin embargo, puede ser detectada durante una prueba de sangre de rutina, por lo que la prueba regular es esencial, especialmente en aquellos con un riesgo más alto.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por verónica sánchez fang