Deficiencia de vitamina B-12 y parestesia

La vitamina B-12, o cobalamina, es un miembro de la familia del complejo B. Sin embargo, la B-12 se diferencia de otras vitaminas B en varios aspectos. A pesar de que es soluble en agua, como otras vitaminas del complejo B, se almacena en el hígado durante muchos meses o incluso años. La B-12 es la única vitamina que contiene un mineral esencial, a saber, el cobalto. Los alimentos a base de B-12 requieren la presencia de una proteína transportadora gástrica llamada factor intrínseco para la absorción óptima de tu intestino. La deficiencia de vitamina B-12 por lo general se produce como resultado de la absorción inadecuada, pero una dieta pobre puede causar deficiencia en grupos específicos de personas.

Fuentes

La vitamina B-12 sólo se encuentra en cantidades apreciables en los alimentos de proteína animal. El nutricionista Elson Haas, MD, informa que la carne de órganos, como el corazón, el hígado y los riñones es una fuente particularmente buena. Las carnes rojas, pescado, mariscos y yemas de huevo también son ricos en vitamina B-12. Los productos lácteos y la soya fermentada, como el miso y el tempeh, contienen algo de vitamina B-12. Según Haas, los vegetarianos estrictos pueden desarrollar deficiencia de vitamina B-12 si no toman suplementos.

Funciones

La vitamina B-12 sirve para un número limitado de funciones en tu cuerpo, pero esas actividades son cruciales para tu supervivencia y salud. El Linus Pauling Institute at Oregon State University afirma que la vitamina B-12 sirve como un cofactor para dos enzimas que juegan un papel vital en el metabolismo de la grasa y de la proteína, la hemoglobina y la producción de células rojas de la sangre, el ADN y el mantenimiento de ARN y la síntesis y reparación de mielina. La mielina es el aislamiento rico en lípidos que rodea y protege las células nerviosas.

Deficiencia y parestesia

La deficiencia de vitamina B-12 conduce a la anemia y daño de nervios. Un reporte de un caso en junio de 2002 en "International Journal of Clinical Practice" informa que la parestesia, entumecimiento, hormigueo u otras sensaciones inusuales, son comunes entre las personas deficientes de B-12. "The Merck Manual of Diagnosis and Therapy" indica que la deficiencia de B-12 causa neuropatía periférica y lesión de la sustancia blanca del cerebro y de la médula espinal, que se manifiesta como confusión, función mental dañada, debilidad, dificultad con el equilibrio y caminar, delirio, paranoia y parestesia. Si la deficiencia de vitamina B-12 no se trata, el daño a los nervios puede llegar a ser permanente.

Consideraciones

La deficiencia de vitamina B-12 se desarrolla insidiosamente debido a la capacidad del cuerpo para almacenar este nutriente durante largos períodos de tiempo. Las parestesias asociadas con la deficiencia de B-12 indican daño nervioso permanente resultante de un problema crónico con la absorción de B-12. El tratamiento para la deficiencia de este tipo podría requerir inyecciones frecuentes de vitamina B-12 durante varias semanas, seguido de la administración de por vida de suplementos orales o sublinguales. Los requisitos diarios de B-12 para adultos varían desde 2,4 hasta 2,8 mcg, dependiendo del estado de embarazo, pero las dosis diarias de 500 a 1,000 mcg son bien toleradas. Si tienes parestesias asociadas con deficiencia de vitamina B-12, consulta a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por mariana perez