La deficiencia de vitamina A y la aparición frecuente de hematomas

Las vitaminas son nutrientes que tu cuerpo necesita para llevar a cabo muchas de sus funciones metabólicas. También ayudan a mantener la salud de muchos de los tejidos del cuerpo, incluyendo los vasos sanguíneos. La aparición de moretones puede significar vasos sanguíneos frágiles o la incapacidad del cuerpo de coagular la sangre de los vasos situados justo debajo de la piel. Dos vitaminas son especialmente importantes para la salud de los vasos sanguíneos y la prevención de moretones: la vitamina C y la vitamina K.

Datos sobre la vitamina C

La vitamina C o ácido ascórbico, es importante para el crecimiento, desarrollo y la reparación de muchos de los tejidos y órganos del cuerpo. La vitamina C es importante para la producción de colágeno, una proteína utilizada durante la reparación de los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos. Una fuente importante de vitamina C son las frutas cítricas, como las naranjas, limones y limas, pimientos verdes y las papas dulces y blancas. La deficiencia de vitamina C puede conducir a la disminución de la producción de colágeno, lo que deteriora la capacidad del cuerpo para sanar los vasos sanguíneos y conduce a la fácil aparición de moretones.

Deficiencia de vitamina C

No consumir suficientes alimentos con vitamina C es la causa más común de la deficiencia de dicha vitamina. Esto ocurre generalmente en adultos mayores desnutridos. Los síntomas incluyen moretones frecuentes, incluso con trauma ligero, sangrado de las encías y dientes flojos, debilidad, irritabilidad y dolor en los huesos y las articulaciones. La fácil aparición de moretones y sangrado puede causar hemorragias conjuntivales o manchas de sangre en la parte blanca de los ojos y sangrado en las articulaciones o la cabeza.

Datos sobre la vitamina K

La vitamina K es un nutriente importante implicado en la producción de proteínas que ayudan en el proceso de coagulación. Cuando se rompe un vaso sanguíneo, aparece una vía molecular compleja con el objetivo de formar un coágulo y detener el sangrado. La vitamina K ayuda a que cuatro de las proteínas participen en la coagulación. Sin la vitamina K, el cuerpo es incapaz de formar un coágulo, lo que lleva a la fácil aparición de moretones y sangrado.

Deficiencia de vitamina K

La deficiencia de vitamina K resulta de una dieta pobre o de condiciones que interfieran con la absorción de la vitamina K en el tracto digestivo. Ciertos anticonvulsivos y antibióticos pueden disminuir los niveles de vitamina K. Los síntomas más comunes de la deficiencia de vitamina K son la frecuente aparición de moretones y sangrado. Esto puede conducir a hemorragias nasales frecuentes, heridas que sangran fácilmente o constantemente y sangrado en el tracto digestivo -por ejemplo, el estómago o los intestinos-.

Más galerías de fotos



Escrito por ruben j. nazario | Traducido por luis eduardo barbosa