Deficiencia nutricional y temblores

Los temblores musculares, también llamados temblores esenciales o fasciculaciones musculares, son espasmos incontrolables de tus músculos. Son más notorios en las manos, pero también se producen alrededor del cuello, en los ojos y en las piernas. Son más comunes en adultos mayores y a veces están relacionados a enfermedades seniles, como el Parkinson y el Alzheimer. La deficiencia nutricional es una causa común de tono muscular anormal y puede provocar temblores o espasmos crónicos en tus músculos. Consulta con tu médico si notas que no eres capaz de mantener tus manos quietas.

Hipoglucemia

La hipoglucemia es definida como bajo nivel de azúcar en sangre, que hace referencia a la cantidad de glucosa que circula por tu torrente sanguíneo. La glucosa es la principal fuente de energía de tu cerebro y la necesitan todos los tejidos para producir energía. Saltearse comidas es la causa más común de hipoglucemia, aunque también se produce en diabéticos que usan demasiada insulina. Un síntoma primario de hipoglucemia son los temblores y debilidad muscular, aunque otros síntomas incluyen dificultad para pensar, confusión, fatiga y letargo, según el libro “Functional Biochemistry in Health and Disease". Comer carbohidratos refinados o beber frecuentemente jugos de fruta resuelve rápidamente los temblores causados por la hipoglucemia.

Deficiencia de vitamina B

Las vitaminas B son necesarias para el metabolismo, la producción de energía, la función y conductancia nerviosa, la síntesis enzimática y la producción de glóbulos rojos. Estas vitaminas se agotan rápidamente a causa de estrés, toxinas y alcoholismo y las deficiencias son comunes en gente con dietas pobres o problemas de mala absorción, según "“Metabolic Regulation: A Human Perspective". La vitaminas B que están más relacionadas con los temblores musculares debido a su importancia en la función nerviosa son la B1 o tiamina, la B6 o piridoxina y la B12 o cobalamina. Las deficiencias en estas vitaminas afectan invariablemente la función cerebral y generan otros problemas neurológicos como cognición reducida, depresión, entumecimiento y cosquilleos en las extremidades y pérdida de equilibrio. Las carnes rojas, el pollo, los pescados, frijoles (beans), nueces y vegetales de hoja verde son buenas fuentes de vitaminas B.

Deficiencia de magnesio

Los minerales son también importantes para la función nerviosa y el tono muscular normal. El magnesio es especialmente importante para la relajación de los músculos. Los primeros síntomas de deficiencia de magnesio incluyen fatiga, irritabilidad, insomnio, temblores musculares y espasmos, según "Functional Biochemistry in Health and Disease". La deficiencia prolongada afecta las ondas eléctricas de tu cerebro, corazón y músculo esquelético y puede estar relacionada con calambres musculares crónicos y con el síndrome de las piernas inquietas. Si la deficiencia de magnesio es la causa de tus temblores, entonces los suplementos que contengan dicho mineral pueden llevar a una mejora significativa en horas o días.

Deshidratación y desequilibrio de electrolitos

La deshidratación se produce por no beber agua suficiente o por perder rápidamente demasiado agua por orinar excesivamente, tener diarrea o hemorragias. La pérdida de agua es acompañada por pérdida de electrolitos como potasio y sodio, que son sales del cuerpo necesarias para el control muscular y la función nerviosa. Una señal temprana de deshidratación son los temblores y espasmos musculares, pero los calambres, latidos irregulares, fatiga y reducida función cerebral pueden aparecer rápidamente si tu cuerpo no recupera el agua y los electrolitos que ha perdido. Beber agua sin minerales y electrolitos no es suficiente para restaurar la salud de una persona severamente deshidratada.

Más galerías de fotos



Escrito por sirah dubois | Traducido por mariana palma