La deficiencia de magnesio y el dolor articular

El dolor en las articulaciones es una queja común que puede hacer que evites tus actividades favoritas y te quedes en casa todo el día. Aunque un número de factores pueden contribuir o exacerbar el dolor articular, la investigación ha encontrado que una deficiencia de magnesio también puede causar anormalidades en las articulaciones y provocar dolor en las articulaciones. Consulta a tu médico antes de usar suplementos de magnesio.

Importancia del magnesio

El magnesio es un mineral importante que juega un papel en numerosos procesos corporales, incluyendo mantener el funcionamiento normal de los músculos y los nervios, lo que ayuda en la absorción de calcio y otros nutrientes y asistir al funcionamiento cardiovascular. El magnesio se encuentra en las fuentes alimenticias tales como verduras de hoja verde y frutos secos, y sin embargo la mayoría de los estadounidenses no obtienen suficiente magnesio de sus dieta. La falta de magnesio, también conocido como hipomagnesemia, puede causar una serie de síntomas molestos, incluyendo debilidad, convulsiones y los bajos niveles de calcio en la sangre. Además, algunos estudios han encontrado que los niveles bajos de magnesio pueden también desempeñar un papel contribuyendo en ciertas condiciones de dolor crónico de la articulación.

El dolor de las articulaciones y la deficiencia de magnesio

La hipomagnesemia puede causar problemas con el funcionamiento de los músculos esqueléticos, incluyendo espasmos, dolores musculares, dolor de espalda, cuello y dolor de cabeza. Además, los pacientes que sufren de condiciones crónicas de dolor en las articulaciones, tales como la osteoporosis y la artritis reumatoide a menudo tienen niveles anormalmente bajos de magnesio. Las personas con artritis reumatoide pueden tener un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis, según los National Institutes of Health Osteoporosis and Related Bone Diseases National Resource Center. La osteoporosis y la artritis reumatoide se vinculan a una deficiencia de magnesio, ya sea debido a la ingesta baja o a problemas de mala absorción, dice la nutricionista clínica Krispin Sullivan en su sitio web.

Evidencia clínica

Muchos de los estudios clínicos disponibles que vinculan la deficiencia de magnesio con dolor en las articulaciones se han realizado en animales de laboratorio. Un estudio publicado en 2000 en la revista "Archives of Toxicología", encontró que la deficiencia de magnesio se asoció con la debilidad articular y anomalías del cartílago en perros. Sin embargo, algunos estudios en humanos también han vinculado la deficiencia de magnesio a ciertas condiciones de dolor articular. Un estudio de caso clínico, publicado en enero de 2009 en el "New England Journal of Medicine", encontró que una mujer de 50 años de edad con dolor severo en las articulaciones causado por la condrocalcinosis, un tipo de condición reumática, también sufrió de hipomagnesemia crónica. Un examen clínico, publicado en la edición de diciembre del 2004 de "Journal of Nutritional Biochemistry", también demostró una relación entre la deficiencia de magnesio con la osteoporosis.

Consideraciones

Mientras que la deficiencia de magnesio parece estar relacionada con varias condiciones de dolor articular crónico, nunca se deben utilizar suplementos de magnesio para autotratar tu condición. No intentes autodiagnosticar tu condición. Si sufres de dolor en las articulaciones, consulta a tu médico para obtener un diagnóstico adecuado y para analizar las posibles opciones de tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por gabriela nungaray