Deficiencia de hierro y la melaza

La falta de hierro es la deficiencia nutricional más común en Estados Unidos y una causa de anemia. Afortunadamente, es usualmente tratable con cambios en la dieta, suplementos o una combinación. Si se te diagnostica deficiencia de hierro, habla con tu médico sobre recomendaciones alimenticias que pueden ayudar a elevar tus niveles séricos de hierro. La melaza o miel de caña se hace del hervor final del jarabe de azúcar. Comparada con otras melazas, contiene altas concentraciones de vitaminas y minerales. Es rica en hierro y puede incorporarse en muchas recetas y comidas.

Signos de deficiencia

El hierro es importante para la producción de glóbulos rojos que reparten oxígeno desde tus pulmones al resto de tu cuerpo. Cuando la deficiencia de hierro progresa a anemia, los tejidos y células en tu cuerpo se vuelven faltos de oxígeno. Como resultado, puedes sentirte débil y cansado. Puedes tener problemas de concentración y experimentar dificultad para respirar, dolor de cabeza y mareos. Otros posibles síntomas de la deficiencia de hierro incluyen frío y entumecimiento en las extremidades, antojo de hielo y arritmias cardíacas.

Cantidades

La melaza es fuente rica del tipo de hierro encontrado en alimentos vegetales. Una cucharada provee 3,5 mg de hierro. Esto representa cerca del 19 por ciento de la cantidad diaria recomendada de hierro para mujeres adultas antes de la menopausia. También contiene más del 43 por ciento del recomendado para hombres adultos. Cada porción de melaza proporciona la mitad de la ingesta diaria recomendada para niños, y el 13 por ciento del recomendado para mujeres embarazadas.

Usos

La melaza puede agregarse a muchos platillos. Una manera fácil de aumentar la ingesta de hierro es sustituir el azúcar blanca u otros endulzantes, con azúcar de caña. En el desayuno, agregarla a la avena u otros cereales calientes. Vierte una cucharada en aderezos para ensaladas y úsala como un adobo para el pollo, carne o pescado. Puedes preparar deliciosos sustitutos de té caliente o café agregando una cucharada de melaza a una taza de agua caliente, leche, leche de soya o leche de almendras.

Consejos

La vitamina C ayuda a tu cuerpo a absorber el hierro de fuentes vegetales como la melaza. Intenta comer alimentos ricos en vitamina C junto con melaza. Los cítricos y jugos, melón, fresas, pimientos rojos, tomates, repollo y el brócoli son buenas opciones. Los alimentos con alto contenido de calcio pueden interferir con la habilidad de tu cuerpo para absorber el hierro. Si estás preocupado por este aspecto, evita usar leche y otros alimentos ricos en calcio junto con la melaza. Toma suplementos de calcio en un momento diferente del día para evitar esta interacción. Revisa con tu médico antes de usar suplementos, especialmente si tomas medicamentos recetados.

Más galerías de fotos



Escrito por amy liddell | Traducido por arcelia gutiérrez