Deficiencia de hierro y dolores musculares

La deficiencia de hierro es una de las deficiencias de minerales en la dieta más comunes en el mundo, de acuerdo con Merck Manuals Online Medical Library. Las mejores fuentes de hierro son productos de origen animal, que contienen hierro hemo. Las fuentes vegetales contienen hierro no hemo, que para el cuerpo es más difícil de absorber. La mala absorción es sólo una de las causas de deficiencia de hierro, que puede conducir a una forma de anemia y una variedad de síntomas, incluyendo dolores de los músculos.

Resumen

La anemia por deficiencia de hierro causa una reducción en los niveles de las células rojas de la sangre y el oxígeno en el cuerpo. Cuando el suministro de hierro es bajo, tu cuerpo comienza a consumir sus reservas de hierro, evitando que tu cuerpo produzca suficientes glóbulos rojos. Estas células a su vez contienen menos hemoglobina, que es una proteína rica en hierro que transporta el oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. Las mujeres, niños y bebés corren mayor riesgo de anemia por deficiencia de hierro. Los síntomas comunes incluyen fatiga, falta de aliento y un mayor riesgo de infecciones. Sin embargo, para el momento en que comienzas a experimentar los síntomas, tu carencia de hierro probablemente sea severa. Las causas más comunes de esta condición incluyen la mala alimentación, la mala absorción de hierro y pérdida de sangre.

Dolor muscular y deficiencia de hierro

En algunos casos, las personas que sufren de deficiencia de hierro experimentan dolor sintiendo nudos en los músculos, de acuerdo con la Sociedad Estadounidense de Hematología. El dolor se debe a la falta de oxígeno en los músculos. Además, las células rojas de la sangre eliminan el dióxido de carbono y productos de desecho de los músculos. Cuando las células rojas de la sangre están bajas, las toxinas se acumulan, lo que también pueden contribuir al dolor muscular. Un tratamiento eficaz para la anemia puede aliviar el dolor muscular, pero algunas personas siguen sufriendo estos dolores, incluso después de que ya no son anémicos, según la Sociedad Estadounidense de Hematología.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la severidad de la anemia por deficiencia de hierro, por lo que es importante que consultes a tu médico para obtener un diagnóstico. Las posibles soluciones incluyen la adición de más alimentos ricos en hierro a tu dieta, como las carnes rojas, huevos y productos lácteos, y tomar suplementos de hierro. También, los masajes de tejidos profundos pueden ayudar a aumentar la circulación sanguínea, reducir la acumulación de toxinas y aliviar el dolor muscular, de acuerdo con Sam Speron, un cirujano plástico y reconstructivo. Si la pérdida de sangre contribuye a tu condición, tu médico puede recomendarte un medicamento o cirugía para detenerla.

Precauciones

Aunque los remedios caseros como cambiar tu dieta puede tratar la deficiencia de hierro y aliviar el dolor muscular y otros síntomas, no intentes automedicarte. Algunos cambios en la dieta pueden ser perjudiciales, como los suplementos de hierro inadecuados. Por ejemplo, tomar demasiado hierro puede causar síntomas tales como dolor o calambres abdominales, diarrea, fiebre, fatiga, vómitos, convulsiones, latidos rápidos del corazón y daño en los órganos.

Más galerías de fotos



Escrito por kay uzoma | Traducido por florencia melloni