Deficiencia de calcio relacionada con la tiroides

La glándula tiroides es un pequeño órgano crítico para las funciones que balancean tu metabolismo y otras funciones corporales y el mantenimiento de la homeostasis. Esta pequeña glándula con forma de mariposa está vinculada al cerebro por medio de las hormonas secretadas por la glándula pituitaria y a su vez secreta hormonas que afectan el comportamiento del cuerpo. Las hormonas de la tiroides pueden también afectar la absorción de nutrientes y su uso por el cuerpo. La hormona de la tiroides llamada calcitonina afecta los niveles de calcio en tu torrente sanguíneo. Este minera es importante para la salud de los huesos, corazón, nervios y músculos. Tu doctor puede evaluar la salud de tu tiroides y tratar asuntos similares relacionados a los nutrientes.

Efectos del calcio

El calcio es un mineral esencial importante que se halla principalmente en tus huesos. También es necesario para la salud de los músculos, los nervios y para la coagulación sanguínea. Cada una de tus células también contiene este nutriente, y el calcio es importante para las contracciones musculares, incluyendo aquellas del corazón. El sitio web Lab Tests Online afirma que niveles bajos de calcio en tu torrente sanguíneo puede causar que tus contracciones musculares cardíacas se debiliten y se enlentezcan, mientras que niveles altos pueden causar un latido cardíaco demasiado rápido. Fluctuaciones en los niveles de calcio también pueden causar espasmos de los músculos esqueléticos, una condición médica llamada tetania, además de poder causar confusión mental e incluso coma. Es importante monitorizar los niveles de calcio en pacientes que tienen enfermedades crónicas o severas para prevenir estas complicaciones serias.

Glándula tiroides

La glándula tiroides es un pequeño órgano endocrino situado debajo de la laringe, o caja de voz, en la parte frontal del cuello. Esta glándula produce hormonas importantes que ayudan a que tu cuerpo coordine diversas funciones críticas, tales como el metabolismo para producir energía y la regulación de los niveles de los nutrientes en la sangre. El Centro Médico de la Universidad de Maryland afirma que la glándula tiroides es estimulada para producir hormonas en respuesta a mensajes del cerebro por medio de la glándula pituitaria. Sin embargo, el mal funcionamiento de la tiroides provoca que estas funciones metabólicas se trastornen, causando síntomas tales como fatiga, falta de energía, incapacidad de equilibrar la temperatura corporal y cambios de humor. Los niveles del calcio y de otros nutrientes también pueden verse afectados. Existen cuatro tipos principales de trastornos en el funcionamiento de la tiroides. El hipertiroidismo provoca un exceso en la producción de hormonas de la tiroides, mientras que el hipotiroidismo provoca un déficit en la producción de las mismas. El cáncer de tiroides y enfermedades de la tiroides benignas o no cancerosas también pueden causar fluctuaciones en la producción de hormonas.

La vitamina D y el calcio

Otros nutrientes esenciales pueden afectar tus niveles de calcio. La vitamina D tiene muchas funciones críticas en el cuerpo, incluyendo la regulación de los niveles de calcio. El sitio web GoodHormoneHealth.com afirma que los pacientes con hipotiroidismo frecuentemente tienen niveles de vitamina D por debajo de los normales debido a la pobre absorción de este nutriente en el intestino delgado o a una reducción en la habilidad de sintetizar y activar correctamente la vitamina D. El Centro de Osteoporosis y Enfermedades Óseas Naturales también afirma que niveles bajos de vitamina D provocan una reducción en la producción de la hormona calcitriol. Esto, a su vez, lleva a una deficiencia en la absorción de calcio en los intestinos y a una pérdida de calcio de tus huesos. Debido a esto, es importante que los individuos con hipotiroidismo tengan monitorizados los niveles de vitamina D y de calcio, así como la densidad ósea.

La hormona calcitonina

Existe una hormona llamada calcitonina que es secretada por la glándula tiroides y que funciona junto a la hormona paratiroidea, o PTH, que es secretada por la glándula paratiroidea para mantener los niveles de calcio en sangre. La calcitonina ayuda a reducir la cantidad de calcio que tu cuerpo obtiene de sus propios huesos. La hormona paratiroidea actúa para incrementar los niveles de absorción de calcio de los huesos e intestinos y para estimular a los riñones a retener más calcio. Cuando la función de la glándula tiroides se ve trastornada causando desequilibrios en la producción de calcitonina, los niveles de calcio también fluctúan.

Más galerías de fotos



Escrito por noreen kassem | Traducido por florencia prieto