Los dedos de los pies se me adormecen en la bicicleta

Cuando vayas en bicicleta y notes que los dedos se te entumecen, puede ser por varias razones, van desde zapatos mal ajustados o el pedal mal puesto hasta una condición seria conocida como neuropatía. Si experimentas los dedos entumecidos mientras practicas ciclismo, presta atención a lo que puede ser y cuánto tiempo dura. También presta atención a como encajan tus zapatos y si podría haber un problema con los pies al no recibir suficiente circulación durante tu viaje.

Zapatos erróneos


Ten en cuenta, que los viajes largos pueden ampliar un poco los pies, por lo que los zapatos tienen que tener una pequeña ampliación.

Un paseo en bicicleta por el vecindario no exige zapatos especiales, pero los paseos más largos requieren de calzado adecuado para tus pies, todo para aguantar bajo la presión de los viajes más intensos. Los zapatos flexibles pueden no funcionar bien, ya que permiten que el pie se doble al pedalear y da la sensación de adormecimiento o dolor. En su lugar, debes comprar y usar zapatos específicos de ciclismo para reducir el riesgo de problemas relacionados con el pie. Ten en cuenta, que los viajes largos pueden ampliar un poco los pies, por lo que los zapatos tienen que tener una pequeña ampliación.

Atención médica


Dile a tu médico lo que parece desencadenar el dolor.

Si experimentas episodios repetidos de entumecimiento en los dedos del pie o de cualquiera de tus extremidades, dile a tu médico lo que parece desencadenar el dolor, el tiempo que suele durar, cómo los resuelves y otros síntomas como el dolor o la debilidad junto con la sensación de adormecimiento. La presión sobre los nervios en los pies puede ser una causa común de la neuropatía periférica, una condición caracterizada por daño a los nervios y la sensación de adormecimiento o dolor en las extremidades.

Soluciones


Una visita a un podólogo, especialmente uno que se especialice en medicina deportiva, puede darte la solución.

Gracias a una parte en el pie que se entumece por la presión sobre los nervios entre el segundo y tercer dedos de los pies, aflojando las correas del dedo del pie o incluso los cordones de los zapatos puede ayudar a aliviar esa presión. Los pedales automáticos también pueden ayudar, junto con aparatos ortopédicos especialmente diseñados para ayudar a la presión de desplazamiento de la bola del pie. Una visita a un podólogo, especialmente uno que se especialice en medicina deportiva, puede darte la solución.

Clima y posición


Habla con ciclistas experimentados, para ver si pueden detectar cualquier defecto en tu forma de ciclismo.

El clima frío y el viento también pueden causar entumecimiento en los pies. Usar zapatos de goma te ayudará a protegerte contra el frío. Sin embargo, si experimentas entumecimiento en un clima cálido, está probablemente relacionado con los nervios o la circulación. Trata de ajustar tu asiento, manteniendo los pies a nivel a medida que pedaleas y haz otros ajustes para ver si esto soluciona el problema. Habla con ciclistas experimentados, para ver si pueden detectar cualquier defecto en tu forma de ciclismo.

Más galerías de fotos



Escrito por james roland | Traducido por sofia semo