¿Qué puede decirte el juego de un bebé sobre su desarrollo físico y cognitivo?

Desde el nacimiento, los niños quieren explorar el mundo que les rodea. Lo que comienza con el movimiento de sus ojos y cabezas se convierten en movimientos de brazos y piernas, al tiempo que realizan importantes conexiones cerebrales necesarias para pensar y resolver problemas. Aunque un niño que recoge un bloque podría parecer aburrido o trivial, este juego es lo que estimula sus sentidos y contribuye a su desarrollo físico y cognitivo.

Formas en que aprenden los niños

Los niños son aprendices experimentales, es decir, se desarrollan a través de los eventos prácticos que requieren el uso de sus sentidos. Cuando los niños juegan, están reuniendo y organizando información sobre su mundo y su lugar en él, de acuerdo con PBS.org. Cuando un bebé de 6 meses de edad ve un juguete fuera de su alcance, podría extender su brazo en un intento de agarrarlo. Utiliza el desarrollo físico de alcanzar un juguete junto con su curiosidad, que es un signo de desarrollo cognitivo . Según HealthyChildren.org, los niños juegan con los juguetes y sus padres intentando observar el comportamiento de otras personas y averiguar cómo funcionan las cosas. Por ejemplo, cuando un bebé sacude un sonajero, te dice que está aprendiendo la relación causa-efecto entre la manipulación de los juguetes y el resultado auditivo, que es un paso importante en el desarrollo cognitivo.

Desarrollo físico

Centers for Disease Control and Prevention ofrece una lista de los hitos del desarrollo que la mayoría de los niños alcanzan a cierta edad. A medida que un bebé crece obtiene un mayor control sobre su cuerpo y los movimientos físicos que puede hacer. Mientras que a los 2 meses de edad puede mantener la cabeza erguida mientras está boca abajo, el de 6 meses puede rodar en ambas direcciones y comenzar a sentarse sin apoyo, y si un niño rueda continuamente para alcanzar un juguete muestra que se está mejorando su desarrollo físico para conseguir lo que quiere. A los 9 meses de edad puede sentarse sin apoyo, colocarse en posición de pie y gatear. Cuándo los niños de 1 año comienzan a pasear alrededor de los muebles, este juego te dice que se está preparando para comenzar a caminar, y podría dar algunos pasos sin ayuda. Verás este desarrollo físico mientras tu hijo juega, por ejemplo, el bebé puede aprender a gatear porque quiere un juguete al otro lado de la habitación, o tu bebé podría levantar la cabeza para mirarte cuando haces ruido.

Hitos cognitivos

Aunque un niño de 1 año de edad es capaz de copiar los gestos que haces o golpear dos objetos juntos, un niño de 6 meses de edad está más interesado en ponerse los juguetes en la boca o aprender mirando a su alrededor. Los bebés de cuatro meses son sensibles al afecto y te reconocerá como una persona cercana, y podría jugar contigo imitando tus sonidos o expresiones faciales. Cuando copia tus movimientos o ruidos te dice que tu hijo está aprendiendo lo básico de comunicación, responde al afecto y reconoce los adultos importantes en su vida. A los de nueve meses les encanta jugar peek-a-boo y tratarán de buscar las cosas que ven que tú escondes. Este juego muestra el desarrollo cognitivo en que los niños aprenden que las cosas siguen ahí, aunque no puedan verlas.

Consideraciones

Los hitos del desarrollo proporcionan una lista de cosas que la mayoría de los niños puede hacer para cierta edad, pero no todos los niños progresan con la misma velocidad. Sin embargo, si tu hijo no se lleva las cosas a la boca para los 4 ó 6 meses, o no juega contigo ni responde a su nombre para los 9 meses, consulta al médico de tu hijo. Por ejemplo, el bebé que imita tus sonidos es una manera en que se "comunica" contigo, así como consolida su vínculo. La falta de este comportamiento puede dar lugar a problemas con el lenguaje, la comunicación o las relaciones en el futuro. El bebé que no se sienta solo a jugar con los juguetes a los 9 meses te puede decir que no es lo suficientemente fuerte físicamente para esta acción. Lo más importante es que el juego de tu hijo te muestra lo mucho que se está desarrollando y la falta de hitos clave puede ser un signo de un trastorno del desarrollo.

Más galerías de fotos



Escrito por cara batema | Traducido por carlos alberto feruglio