Cómo decirle con tacto a tu esposa que está engordando

Ciertas conversaciones entre marido y mujer deben manejarse con tacto y sensibilidad. El peso de un cónyuge puede ser un problema particularmente sensible. Te puedes preguntar si le puedes decir a tu esposa que ha engordado. Puedes esperar que ella se de cuenta por si sola y tomar la acción apropiada para bajar de peso sin que tú se lo digas. Sin embargo, si tu esposa continúa ganando peso y puedes ver que le está afectando su confianza y autoestima, puedes decírselo en una manera que no lastimes sus sentimientos.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Libros de recetas para comer sano

Instrucciones

  1. Edúcate acerca del aumento de peso y bajar de peso. Muchos profesionales médicos utilizan el Índice de Masa Corporal para saber si una persona está baja de peso, está en su peso ideal o está pasada de peso u obesa. Esto toma en consideración el género, edad, altura y peso. Un Índice de Masa Corporal (BMI por sus siglas en Inglés) de 18,5 a 24,9 es considerado normal y saludable. Mientras tanto, 25 y más es considerado como sobrepeso, y arriba de 30 es considerado como obeso. Si tu esposa sólo ha ganado algunas libras, evita hacer esto grande.

  2. Anima a tu esposa a hablar acerca de su salud. Ella estará al tanto de su aumento de peso y el que tú se lo digas no la hará sentirse mejor, dice el psicólogo Philip "Dr. Phill" McGraw en el artículo "Dr. Phill y el aumento de peso de tu cónyuge" para la revista "Fox News". Ella puede sentirse extremadamente sensible acerca de su cuerpo y puede tomar cualquier comentario acerca de la expansión de su cintura como crítica o burla, incluso si lo dices de la mejor manera. La clave es ser sutil. Pregúntale a tu esposa cómo se siento o si quiere hablar acerca de algo que le pudiera estar molestando. Por lo general, el aumento de peso está ligado a la baja autoestima, frustración, sentimientos inadecuados o depresión. Comparte tus propios objetivos de salud con tu esposa. Incluso aunque tú no necesites perder peso, posiblemente quieras mejorar tu salud, por ejemplo, desarrollando músculo magro. Si tu esposa se abre acerca de su aumento de peso y expresa el deseo de perderlo, anímala a planear objetivos realistas para bajar las libras. Según el artículo "Objetivos para la pérdida de peso: prepárate para el éxito", un objetivo razonable para mucha gente es perder una o dos libras (0,45 o 0,90 kg) por semana hasta que se alcance el peso saludable deseado.

  3. Inspira a tu esposa a tener un peso saludable a través de dieta y ejercicio. Haz que vivir saludablemente sea un objetivo para ambos, sugiere McGraw. Invierte en una membresía para parejas en tu gimnasio local. Si tu presupuesto no te lo permite, compra un DVD de ejercicio que puedas hacer en casa o empieza a correr. Comienza caminando o trotando distancias cortas e incrementa tu distancia gradualmente. Compra un libro de comida sana y empieza a experimentar con platillos nutritivos y deliciosos para toda la familia.

Consejos y advertencias

  • Utiliza herramientas para ayudar a tu esposa a controlar su progreso de pérdida de peso, como un diario o una aplicación.

Más galerías de fotos



Escrito por c. giles | Traducido por monica del valle