Qué decirle a un adolescente acerca del sexo sin protección

La mayoría de los padres se sienten incómodos pensando en sus adolescentes teniendo relaciones sexuales, pero la realidad es que muchos adolescentes tienen sexo y necesitan saber los datos para mantenerse seguros. Si tu hijo adolescente es sexualmente activo o sospechas que puede estar considerándolo, es necesario tener una conversación seria sobre los peligros del sexo sin protección y lo que puede hacer para evitar las consecuencias negativas de este comportamiento riesgoso.

Enfermedades de trasmisión sexual

Fuera de la abstinencia, los condones son esenciales para proteger a tu hijo de contraer enfermedades de trasmisión sexual como el herpes, la gonorrea y el HIV. Tu hijo necesita comprender los riesgos de las STDs y saber exactamente lo que puede ocurrir si tiene relaciones sexuales con una pareja infectada. Sé tan gráfico, en relación con los problemas de salud asociados con el sexo sin protección, como pienses que es apropiado. Habla con tu adolescente sobre las llagas que puede causar el herpes o el hecho de que el HIV y el AIDS no tienen cura. Si tu hijo adolescente es sexualmente activo, anímalo a llevar condones consigo y a usar uno cada y todas las veces que tenga relaciones sexuales.

Control de la natalidad y embarazo

Un embarazo no planeado se convierte en una realidad para muchas adolescentes y sus parejas. De acuerdo con Planned Parenthood, 2.000 niñas adolescentes quedan embarazadas cada día. Tu hija necesita saber cómo cambiaría su vida si se convierte en madre mientras todavía sigue siendo una adolescente. Las adolescentes mal informadas pueden pensar que no pueden quedar embarazadas la primera vez que tienen relaciones sexuales pero, según el sitio web Psychology Today, eso es falso. Tu hija adolescente necesita saber que puede quedar embarazada la primera vez que tiene relaciones sexuales y que el control de natalidad es la única manera de prevenir un embarazo no planeado. También debes decirle que si se utiliza cualquier tipo de control de la natalidad distinto a los condones, ella todavía tiene que exigir a su pareja que use un condón cada vez que tienen relaciones sexuales para ayudar a prevenir las STDs, contra las cuales los otros métodos anticonceptivos no protegen.

Preocupaciones adicionales

Ten una conversación con tu adolescente acerca de la relación entre las drogas o el alcohol y el sexo sin protección. Los adolescentes que consumen drogas o alcohol tienen un mayor riesgo de involucrarse en relaciones sexuales sin protección, de acuerdo con MayoClinic.com. Eso es porque cuando un adolescente está bajo la influencia de estas sustancias, es más probable que minimice los riesgos asociados con el sexo sin protección. Las drogas y el alcohol también pueden aumentar el riesgo de tu hijo a tener relaciones sexuales sin protección con alguien que no conoce y que lo puede exponer a las STDs. Esto puede ser aún más peligroso para los hombres porque no tienen manera de saber si su pareja sexual utiliza anticonceptivos.

Reduce los riesgos de tu adolescente

Fomenta el comportamiento responsable. Para comenzar, habla acerca de tus valores familiares. Tal vez tu familia fomenta la abstinencia hasta el matrimonio y si ese es el caso, díselo a tu hijo. Los adolescentes que tienen padres con fuertes valores son más propensos a adoptar esos valores como propios. Si tu hija adolescente es sexualmente activa, ayúdala a encontrar un método anticonceptivo apropiado. Recuérdale usar siempre un condón para reducir su riesgo de STDs. Dale a tu hijo todos los datos. Según Education.com, hablar de sexo no aumenta el riesgo de que tu adolescente tenga relaciones sexuales, pero sí reduce el riesgo de que tenga relaciones sexuales sin protección.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por sofía bottinelli