Como decir quiero el divorcio

Incluso si ambos, tu y tu cónyuge son claramente infelices, ya no comparten sus vidas como una vez lo hicieron y han hecho numerosos intentos fallidos para resolver sus problemas, el decir que quieres terminar oficialmente tu matrimonio no siempre es fácil. Es esencial pensar cuidadosamente sobre lo que dices y cómo lo dices, especialmente si tienes hijos.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Considera como va a reaccionar tu cónyuge cuando le digas que quieres el divorcio.

    Considera cómo va a reaccionar tu cónyuge cuando digas que quieres el divorcio. Si estás segura de que el terminar el matrimonio, también será más fácil. En la mayoría de los casos, cuando una parte está pensando en divorcio, la otra persona también es infeliz y esta insatisfecha, como lo anota el especialista en mediación Sam Marguiles en un artículo de 2009 en el Psychology Today. Sin embargo, en algunos casos, uno de los cónyuges puede ser ajeno a los problemas en la relación. Si este es el caso, prepárate para su reacción. Él será sorprendido y no podrá aceptar tu decisión. Entre más preparada estés para todos los resultados posibles, más fácil será la conversación, señala la consejera matrimonial Elly Prior en su página web.

  2. Elige un lugar privado para hablar con tu cónyuge.

    Elige un lugar privado para hablar con tu cónyuge, un lugar donde no los interrumpirán. Apaga tu teléfono celular y pide a tu cónyuge que se siente. Ve directo al grano y mantenlo de forma simple, pero trata de ser amable. Podrías decir algo como, "Tengo algo difícil de decir. Soy infeliz en nuestro matrimonio, como probablemente tú también... y decidí que el divorcio es nuestra mejor opción". Hazle saber a tu cónyuge que esta decisión no fue fácil para ti y que tú entiendes lo difícil que será para él. Asegúrale que quieres hacer todo en tu poder para hacer las cosas lo menos dolorosas posible y libre de estrés.

  3. Escucha a tu cónyuge y y trata de no ponerte a la defensiva o enojarte.

    Prepárate para que tu cónyuge trate de convencerte de cambiar de decisión si no está listo para el divorcio. El puede mostrarse enojado o molesto. Puede rogarte que lo reconsideres por el bien de sus hijos. Te puede acusar de cosas que no hiciste, tales como tener una aventura o estar enamorado de alguien más. Acepta esto como reacciones completamente normales. Escucha a tu cónyuge y trata de no ponerte a la defensiva o enojarte. Recuerda que el está arremetiendo porque se siente herido e indefenso. Resiste la tentación de criticarlo por sus deficiencias como esposo o decirle que desearías haber dado este paso hace años. Ir sobre viejos argumentos y señalarlo por las cosas que dijo o hizo en el pasado no logran nada, señala Marguiles. Acepta que no hay nada que puedas decir en este momento para hacer sentir mejor a tu cónyuge, señala Prio.

  4. Dile a tu cónyuge que deseas tener un divorcio civilizado y justo para los dos.

    Dile a tu cónyuge que no cambiaras de decisión, pero que deseas tener un divorcio civilizado y justo para lograr el mejor resultado posible para los dos y para los niños. Dile que de ahora en adelante, realmente deseas centrarte en cómo proceder con el divorcio y resolver las cuestiones relativas a las finanzas matrimoniales y los niños. Asegúrale que deseas el mejor resultado posible para todo el mundo antes de terminar la discusión.

Consejos y advertencias

  • Da a tu cónyuge tiempo suficiente para que acepte los términos de tu decisión. Si el no esperaba un divorcio, o más bien quisiera seguir casado, pueden pasar semanas o meses antes de que el pueda considerar tomar los pasos prácticos que son necesarios para comenzar el proceso de divorcio.

Más galerías de fotos



Escrito por c. giles | Traducido por marco jiménez