¿Qué debo usar para sellar mi patineta de nieve?

Cuando estás saltando entre cajas, rieles y mesas de picnic, probablemente le des unos cuantos golpes a tu tabla. Incluso quienes se apegan a los caminos sin obstáculos raspan un árbol con su patineta o pasan sobre algo inesperado de vez en cuando. Si terminas con una grieta o mella en la parte inferior de tu tabla, tendrás que sellar el agujero para evitar que el núcleo se empape y deteriore.

Martillo y cincel

Si el borde está doblado, tienes que volver a colocarlo antes de llenar el hueco. Pon el extremo de un cincel en el borde y golpea la parte superior del cincel con un martillo para volver a alinearlo con el resto del borde de la tabla. Si haces alguna abolladura en la base cuando martilles el borde en su lugar, podrás arreglarlas con plastilina epóxica en un minuto.

Pequeños clavos para acabados

Utiliza clavos pequeños para mantener abierta la raspadura en la base de la tabla. No uses tu tabla por un par de días para dejar que el interior se seque. Nunca vayas a reparar un arañazo sin permitir que el interior de la patineta se seque, o atraparás la humedad en el interior y haciendo más daño en lugar de remediarlo. Los clavos para acabados te ayudarán a mantener la abertura en tu tabla separada, permitiendo que se seque más rápido.

Plastilina epóxica

Mezcla algo de plastilina epóxica de tu ferretería local o tienda de tablas de nieve y espárcelo a lo largo de cualquier grieta o abolladura que encuentres en la parte inferior de la tabla. Los pequeños rasguños de la base puedes dejarlos pasar; sólo necesitas sellar las grietas que puedan dejar entrar la humedad y arruinar así la estructura de tu tabla. Deja que la plastilina epóxica se seque durante al menos una noche, luego lija el exceso de epoxi. Tu tabla está ahora está sellado y lista para empezar tus acrobacias.

Varillas de silicón

Para reparaciones rápidas, muchos esquiadores y patinadores de nieve usan varillas de silicón. Estas reparaciones se desgastan con el tiempo, de modo que este material no debe utilizarse como una solución permanente, pero puede ser una buena solución rápida si desea volver a la colina ése mismo día. Derrite las varillas de silicón lentamente para cubrir los raspones. Después de que el silicón se enfríe y seque, lija cualquier excedente. Tu tabla está lista para volver a la montaña, pero asegúrate de echarle un ojo a tus reparaciones. Subsánalas inmediatamente con más silicón o haz una reparación permanente con epoxi si se vuelven a abrir.

Más galerías de fotos



Escrito por courtney mccaffrey | Traducido por jorge escobar