¿Cómo debo alimentar a mi niño de un año que está constipado?

El estreñimiento es una afección común en la que los movimientos del intestino se tornan irregulares, presentándose este cuadro por lo menos tres veces por semana. Aunque el estreñimiento es a menudo experimentado por los adultos, los niños y los bebés pueden sufrirlo también. Los cambios en la dieta, la introducción de alimentos sólidos y algunas condiciones de salud pueden causar el estreñimiento en los niños. Los cambios en la dieta son útiles en el tratamiento y la prevención del estreñimiento en los niños pequeños, incluso de tan sólo un año de edad.

Alimentos ricos en fibra

Aumentar la cantidad de frutas y vegetales en la dieta de tu hijo puede ayudarlo con sus problemas de estreñimiento. La fibra es muy importante para los hábitos intestinales normales, ya que aumenta el volumen y la suavidad de las heces, lo que facilita su eliminación. La mayoría de los niños de un año ingieren una variedad de alimentos sólidos. Es recomendable introducir alimentos diferentes, uno a la vez, para encontrar las frutas y verduras que le gustan a tu hijo. Cuando todo lo demás falla, puedes hacer un delicioso batido mezclando frutas y verduras enteras, que proporcione la fibra necesaria para la regularidad intestinal. Las ciruelas pasas, el salvado y el germen de trigo son buenas opciones.

Agua

La fibra es una gran ayuda en la lucha contra el estreñimiento, pero lo que no todos saben es que a medida que aumentes la cantidad de fibra en la dieta de tu hijo, también debes aumentar la cantidad de agua que le ofreces. El agua ayuda a mantener la consistencia blanda en las heces, lo que garantiza que no se vuelva seca y compacta volviéndose más difícil de eliminar. BabyCenter.com explica que es necesario que el niño de uno a tres años ingiera aproximadamente 1,3 litros de agua al día. La leche y el jugo también cuentan para llegar a la recomendación diaria.

Alimentos que se deben evitar

Si tu hijo de un año de edad sufre de estreñimiento, trata de evitar los alimentos procesados y la llamada "comida chatarra". Estos alimentos contienen poca fibra, son ricos en sodio y con frecuencia tienen escaso valor nutritivo. Al cocinar en casa para tu hijo, puedes controlar los ingredientes y agregar más frutas y verduras para aumentar la cantidad de fibra que el niño consume.

Consideraciones

Mientras que la dieta es una de las causas habituales del estreñimiento, si los cambios en la dieta no resuelven el problema de tu hijo, habla con su pediatra. Tu hijo puede tener una intolerancia alimentaria u otra condición que causa su estreñimiento recurrente. Algunos niños requieren laxantes cada día para mantener los movimientos intestinales regulares, cuando los alimentos ricos en fibra y el aumento de la ingesta de agua no resuelven el problema.

Más galerías de fotos



Escrito por amber canaan | Traducido por anibal julian barbosa