Debilidad y falta de aliento al ejercitarse

Si haces ejercicio, es probable que en algún punto hayas experimentado cierto grado de falta de aliento o debilidad durante o después del ejercicio. Estos síntomas son generalmente la manera que tiene tu cuerpo de decirte que hay algo mal que te tienes que revisar. Comprender la diferencia entre los dos es la clave para poder volver a tu ejercicio.

Identificación

El objetivo de ejercitarse es empujar de manera segura a tu cuerpo a límites físicos. Por lo tanto, puede ser difícil notar cuando tus síntomas de debilidad y falta de aliento son una respuesta al ejercicio o algo más serio. Tienes que dejar de hacer ejercicio si sientes falta de aliento y debilidad severa, lo suficiente para que te marees o sientas que te vas a desmayar o si no puedes respirar bien.

Causas

Un grupo de factores pueden contribuir a tus síntomas. La deshidratación causa mareos y aturdimiento, debido a un desequilibrio de electrolitos en tu sistema. Cuando estás deshidratado, tu cuerpo tiene mucho o muy poco de ciertos minerales, según MedlinePlus. Este desequilibrio causa síntomas como la debilidad y los mareos. La falta de aliento puede ser el resultado de un asma regular inducida por el deporte, donde tus vías respiratorias tienen problemas para abrirse y dejar entrar el aire. Esto reduce la cantidad de oxígeno en tu sistema y puede causar también mareos, aturdimiento y un sentimiento de pánico. Otra causa puede ser el no comer suficiente antes de tu ejercicio. Ya que tu cuerpo agota el glucógeno en tu sangre, acude a otros sistemas de tu cuerpo para conseguir combustible, como el tejido muscular, lo cual puede causar un sentimiento de debilidad. Si tienes sobrepeso, la grasa de tu abdomen puede restringir a los pulmones, dificultado el respirar.

Efectos

Tener una falta de aliento o debilidad mientras te ejercitas puede causar problemas serios si no tienes cuidado y dependiendo de qué tipo de equipo estás usando. Si estás corriendo en una máquina para correr, asegúrate de usar el clip de emergencia y pegarlo a tu ropa. Si empiezas a sentirte débil y te caes o desmayas, el clip de emergencia detendrá automáticamente la máquina una vez sea desalojado de la consola. Siempre levanta pesas con un compañero, de esta manera, si te sientes demasiado débil para continuar una repetición, tendrás a alguien que te ayude a quitar las pesas.

Prevención/solución

Si experimentas frecuentemente falta de aliento mientras te ejercitas, puedes querer hablar con tu médico sobre tus soluciones. Si tienes sobrepeso u obesidad, tu médico puede ayudarte a ajustar un plan de ejercicios que te ayuda a aliviar tu falta de aliento, lo cual mejorará con tu tiempo mientras pierdes peso. Tu médico también puede ayudar a examinar si tienes asma o asma inducida por deporte y darte medicamentos para tratarla. Para la debilidad durante el ejercicio, asegúrate de comer lo suficiente antes y después de tu ejercicio para alimentar tu cuerpo apropiadamente. Bebe muchos fluidos mientras te ejercitas para reponer el contenido de agua de tu cuerpo y evitar la deshidratación.

Consideraciones

El agua es una muy buena manera para mantener tu cuerpo hidratado, pero cuando estás participando en un ejercicio fuerte y perdiendo mucho sudor, también estás perdiendo electrolitos como sodio, potasio y calcio. Las bebidas deportivas contienen muchos de estos electrolitos esenciales, así que beberlos mientras te ejercitas puede ayudar a disminuir la debilidad. Si eres un fumador, dejar el cigarrillo también puede ayudar a la falta de aliento durante tus ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por james patterson | Traducido por ana maría guevara