¿Debes tomar L-carnitina con CoQ10?

Tus células necesitan un suministro continuo de energía para mantener sus envolturas membranosas, para regular el movimiento de fluidos y electrolitos, para sintetizar una sorprendente variedad de proteínas, enzimas, mensajeros químicos y material genético y para dividir y comenzar una nueva generación de células. La energía es producida por las mitocondrias, que requieren moléculas de apoyo tales como la L-carnitina y CoQ10 para suministrar combustible y facilitar la producción de un compuesto de alta energía llamado trifosfato de adenosina, o ATP. Tu médico puede ayudarte a decidir si necesitas L-carnitina y CoQ10 adicional.

Función de las mitocondrias

Las mitocondrias son pequeños orgánulos rodeados de membrana que se encuentran dentro de tus células. Según una revisión febrero de 2011 en "Biology Direct", las mitocondrias alguna vez fueron bacterias devoradas por células más grandes, un evento evolutivo que permitió el desarrollo de organismos complejos de vida libre. Una vez que se incorporaron a otras células, las mitocondrias desarrollaron una relación simbiótica con sus anfitriones y se convirtieron en centros de producción de energía. L-carnitina y CoQ10 permiten a tus mitocondrias recoger la materia prima, convertirla en energía y compartirla con sus células huésped.

Acerca de L-Carnitina


Los ácidos grasos son una fuente importante de combustible para las células.

Los ácidos grasos son una fuente importante de combustible para las células. En su libro, "Staying Healthy with Nutrition", el Dr. Elson Haas afirma que se requiere L-carnitina para el transporte de ácidos grasos en las células y en las membranas mitocondriales para que puedan ser oxidadas para producir energía. La función de la L-carnitina como una molécula de enlace es mayor si tus mitocondrias procesan eficientemente los ácidos grasos y los mueven a través del ciclo de producción de energía. CoQ10 ayuda a "limpiar la cubierta" conduciendo la producción de ATP al final de este proceso.

Acerca de CoQ10

La coenzima Q10 o CoQ10, es un compuesto similar a una vitamina que se encuentra en prácticamente todas las células. Está presente en altas concentraciones en particular dentro de las mitocondrias. A medida que los ácidos ácidos grasos, glucosa y aminoácidos atraviesan los "hornos mitocondriales", sus subproductos se desvían a otra vía -una que requiere la CoQ10- que transfiere su potencial eléctrico a los enlaces químicos de alta energía de ATP. El ATP entonces puede ser transportado fuera de la mitocondria para otras partes de la célula donde se necesita. CoQ10 también actúa como antioxidante en las células al neutralizar los radicales libres tóxicos generados por los procesos metabólicos.

Consideraciones


Pregúntale a tu médico si la L-carnitina y CoQ10 podrían ser beneficiosas para ti.

L-carnitina y CoQ10 son participantes esenciales en la producción de energía celular. Si bien la L-carnitina transfiere ácidos grasos en tus mitocondrias para el procesamiento, la CoQ10 funciona en el extremo opuesto de la vía metabólica para extraer ATP, como repositorio químico para la energía dentro de tus células. Este mecanismo funciona más eficientemente cuando todos los ingredientes necesarios están disponibles en abundancia, por lo que tomar L-carnitina en dosis de 1 a 2 gramos al día, junto con la coenzima Q10 en dosis de 10 a 300 mg al día, puede ayudar a mejorar el flujo de energía a través de tus células. Pregúntale a tu médico si la L-carnitina y CoQ10 podrían ser beneficiosas para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por luciano ariel castro