¿Debes tomar CoQ10?

La coenzima Q-10, o CoQ10, es una sustancia similar a las vitaminas solubles en grasa. Puede ser producida por el cuerpo humano, se consume a través de alimentos o hecha químicamente. Promocionada por una variedad de propiedades curativas y preventivas, muchos estudios han demostrado ser inconclusos basados en pequeños estudios a corto plazo. Sin embargo, es beneficioso tomar nota de algunas de estas conclusiones ya que podrías estar pensando en tomar CoQ10. Al igual que con comenzar un nuevo tratamiento, consulta con tu médico primero.

Coenzima Q10 saludable


La coenzima Q10 también puede ser referida como ubiquinona.

La coenzima Q10 es conocida por estar involucrada en la producción de energía dentro de las células del cuerpo. También actúa como un antioxidante que ayuda al cuerpo a deshacerse de los radicales libres o toxinas, la contaminación, la radiación o el humo del tabaco. Algunos han promocionado a la CoQ10 como la vitamina anti-envejecimiento basada en la idea de que cuando uno nace, tiene altos niveles de CoQ10. A medida que envejece, estos niveles disminuyen, así surge el razonamiento de que con el aumento de los niveles de CoQ10, vas a vivir más tiempo. Sin embargo, esta investigación no se ha probado en seres humanos.

Efectos eficaces de CoQ10 posiblemente saludables


Consume fuentes naturales de CoQ10, como los cacahuetes, en tu dieta.

Con excepción de los deseos de vivir una vida más larga, algunas investigaciones sugieren que la CoQ10 es posiblemente eficaz para bajar la presión arterial, mejora la inmunidad en el VIH/SIDA y actúa en la prevención de las migrañas. Tal vez el uso más prometedor de CoQ10 es para las personas con insuficiencia cardíaca combinada con otros medicamentos. Sin embargo, la American Heart Association no recomienda tomar CoQ10 con regularidad hasta que se realicen más investigaciones.

Dosificaciones y posibles efectos secundarios


Fumar puede reducir tus reservas de CoQ10 en el cuerpo.

CoQ10 puede encontrarse en la carne de órganos, como el corazón, los riñones y el hígado. También puede aprovecharte de los beneficios de los alimentos como el maní, la caballa, las sardinas y aceite de soja. Si decides tomar suplementos de CoQ10, lo mejor es consultar con tu médico primero. Para los adultos mayores de 18 años, de 50 a 1.200 mg al día debe ser seguro. Para obtener los mejores resultados, divide tu dosis de dos a tres veces al día, en lugar de una única dosis grande. Los efectos secundarios comunes pueden incluir náusea, pérdida del apetito, diarrea o erupciones cutáneas.

La seguridad ante todo


Los niños y las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben evitar CoQ10.

Además, ten en cuenta si tienes alguna condición o medicamentos pre-existentes que podrían interferir con CoQ10. Si estás en quimioterapia, o tomas medicamentos para la presión arterial alta o diluyentes de la sangre, por favor, ten cuidado y habla primero con tu médico, ya que la combinación de fármacos podría poner en riesgo tu salud. Además, si estás embarazada o amamantando, es más seguro evitar CoQ10 ya que no existe suficiente investigación sobre su eficacia y seguridad en esta población.

Más galerías de fotos



Escrito por jamie wise | Traducido por luciano ariel castro