¿Debes tomar calcio o potasio para calambres en las piernas?

Un calambre en la pierna ocurre cuando un músculo de la pierna se tensa repentinamente, causando dolor que a veces puede ser grave. La falta de calcio o de potasio puede ser la causa. Los minerales calcio y potasio son electrolitos, lo que significa que llevan impulsos eléctricos que controlan los músculos. Un desequilibrio en estos minerales puede interrumpir la función muscular. Mejorar tu dieta puede ayudar a restaurar los niveles de minerales sin suplementos dietéticos. Habla con tu médico antes de iniciar cualquier suplemento.

Calcio y calambres en las piernas

La falta de calcio en el torrente sanguíneo puede causar calambres en las piernas, explican los expertos de los United States National Institutes of Health. Grandes cantidades de soda, cafeína o alcohol pueden agotar las reservas de calcio. Las mujeres después de la menopausia son también propensas a niveles bajos de calcio. Al aumentar el calcio en tu dieta o la disminución de la cantidad de sustancias que agotan el calcio que consumes puede ayudar a disminuir los calambres en las piernas. Las mujeres embarazadas pueden experimentar calambres, posiblemente debido a niveles bajos de calcio, pero el calcio adicional puede no ayudar. Cuando mujeres embarazadas con calambres en las piernas tomaron 1 g de calcio dos veces al día durante dos semanas, aumentaron sus niveles de calcio, pero no experimentaron ninguna mejora en sus calambres en las piernas, encontró un estudio publicado en "Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica" en 1981. Ya que necesitas vitamina D para absorber el calcio, tu médico también podría sugerir tomar suplementos de vitamina D.

Potasio y calambres en las piernas

Bajos niveles de potasio en la sangre es otra posible causa de calambres en las piernas, así como debilidad muscular y fatiga. El potasio trabaja con el sodio para mantener las cargas eléctricas de tus células, que controlan la contracción muscular y la función. La pérdida de líquidos significativo, por ejemplo, por sudoración profusa o diarrea, puede causar niveles bajos de potasio. Por esta razón, es importante reponer tus reservas de potasio después del ejercicio. Una dieta alta en sal puede alterar el equilibrio de sodio-potasio de tu cuerpo y dar lugar a niveles bajos de potasio en relación con sodio. Recortar los alimentos altos en sodio, como los procesados ​​o rápidos, puede ayudar a restaurar el equilibrio de sodio y potasio.

La importancia del magnesio

El mineral magnesio es otro electrolito que participa en el control muscular. Mientras que el calcio controla la contracción muscular, el magnesio controla la relajación muscular. La falta de magnesio puede conducir a calambres en las piernas. Cuando mujeres embarazadas con calambres tomaron suplementos de magnesio durante tres semanas, experimentaron menos estrés por calambres que las que recibieron un placebo, encontró un estudio publicado en el "American Journal of Obstetrics and Gynecology", en julio de 1995.

Obteniendo suficientes minerales

Obtener más calcio, potasio y magnesio en tu dieta puede disminuir tus calambres en las piernas, aconsejan los expertos del Instituto American Institute for Preventive Medicine. Puedes obtener calcio de productos lácteos, frijoles y vegetales de hoja verde, mientras que los plátanos, las patatas y las pasas aportan cantidades significativas de potasio. Las fuentes de magnesio incluyen vegetales de hojas verdes, cereales integrales y frutos secos. La deshidratación puede agotar las reservas de minerales, así que bebe mucha agua, especialmente si has estado sudando. Debido a que la ingesta excesiva de ciertos minerales puede interferir con la absorción de nutrientes, consulta a tu médico antes de tomar suplementos.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole langton | Traducido por mariana perez