Cómo saber si debes retrasar un grado a tu hijo

La mayoría de los padres no quiere pensar en el hecho de que su hijo no esté desempeñando al nivel de su grado, pero muchos niños son retrasados cada año. En lugar de ver esto bajo una luz negativa, piensa en la oportunidad que te da que tu hijo tenga tiempo extra para prepararse a seguir adelante. Dado que los niños se desarrollan a diferentes velocidades, no hay nada malo en permitir que tu hijo se tome el tiempo de prepararse antes de avanzar al siguiente grado en la escuela. Saber a lo que te enfrentas te ayudará a decidir si tu hijo necesita más tiempo o si estará bien avanzando ahora mismo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Haz una cita con el maestro de tu hijo. Si haz notado que tu hijo trae a casa notas bajas o si se queja de que la escuela es demasiado difícil, intenta enfrentar el problema inmediatamente para que no se quedé más retrasado. Hablar con sus maestros te proveerá pistas adicionales sobre sus habilidades académicas y sobre si tendrá éxito en un siguiente grado.

  2. Analiza los logros de los resultados de tu hijo. Los resultados te permitirán saber exactamente a qué nivel de grado tu hijo está desempeñando en cada materia incluyendo matemática, lectura o ciencia. Si no está a la altura del grado, puede que necesite repetir el mismo para ponerse al día.

  3. Considera las habilidades sociales de tu hijo. De acuerdo con la página web de Family Education, las habilidades sociales y emocionales pueden ayudar mucho al determinar si tu hijo necesita o no repetir un grado. HeathyChildren.org denota que los niños que son inmaduros para su edad y tienen problemas para mantener relaciones con sus iguales pueden ser recomendados para una retención. Los niños con condiciones que causan problemas de comportamiento, como un desorden hiperactivo de déficit de atención, puede necesitar ser retenido también.

  4. Sigue tu instinto. Si crees fervientemente que otro año ayudará a tu hijo a prepararse para salir adelante, dile a sus maestros, con el director y con la escuela cómo te sientes. Tu conoces a tu hijo mejor que nadie más y tu opinión es la que más peso tiene cuando se trata con una decisión final.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por lautaro rubertone