¿Por qué debes usar protector solar?

El uso de protector solar, también conocido como bloqueador solar, beneficia tu salud de varias maneras. Porque te protege de las radiaciones nocivas del sol, el bloqueador solar reduce el riesgo de cáncer de piel, envejecimiento prematuro y quemaduras solares. Puedes optimizar su protección eligiendo el protector solar adecuado, usarlo con regularidad y utilizar según las instrucciones.

Prevención del cáncer de piel

El protector solar protege tu piel de los rayos ultravioleta del sol, o rayos UV. Hay dos tipos de rayos UV, conocidos como rayos UVA y UVB, que provocan cambios perjudiciales en la piel. Según la Skin Cancer Foundation, los rayos UVA representan hasta el 95 por ciento de la radiación ultravioleta que llega a la superficie de la tierra. Aunque los rayos UVB son menos prevalentes, también causan daños en la piel. Tanto los rayos UVA como los UVB contribuyen al desarrollo de cáncer de piel, incluyendo el carcinoma de células basales, el carcinoma de células escamosas y el melanoma. La Skin Cancer Foundation recomienda que todo el mundo, sin importar el color de la piel, proteja su piel usando bloqueador solar. La protección contra rayos UV es importante durante todo el año, según Centers for Disease Control and Prevention.

Prevención del envejecimiento prematuro

El uso de protector solar con regularidad ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. Los autores de un artículo publicado en junio 2013 los "Annals of Internal Medicine", informó en un estudio que comparó el uso diario recomendado de protección solar contra el uso discrecional en personas menores de 55 años. En la conclusión del estudio de 4,5 años, los investigadores encontraron 24 por ciento menos envejecimiento de la piel en el grupo que usó protector solar todos los días en comparación con el grupo con protector solar a su propia discreción. El envejecimiento se midió por líneas y aspereza de la piel. El uso de protector solar también ayuda a prevenir manchas de la edad, según el National Institute on Aging.

Prevención de quemaduras de sol

El enrojecimiento de la piel, hinchazón y descamación de una quemadura de sol reflejan daños a tus células de la piel en respuesta a la exposición prolongada a los rayos UV. Una quemadura de sol puede ocurrir después de un tiempo en el sol o la exposición a los rayos UV de una cama de bronceado. Las quemaduras de sol, especialmente aquellas lo suficientemente graves como para causar ampollas, pueden causar daños permanentes en la piel que aumentan el riesgo de cáncer de piel. Un informe de investigación publicado en agosto de 2008 en "Annals of Epidemiology", señaló que cada quemadura severa durante toda la vida aumenta el riesgo de melanoma, la forma más grave de cáncer de piel. El uso de protector solar previene las quemaduras solares y los efectos secundarios asociados a largo plazo.

Elegir el protector correcto

En 2012, la U.S. Food and Drug Administration publicó un nuevo reglamento para las etiquetas de protección solar. La American Cancer Society explica que debes buscar un protector solar que ofrezca cobertura UV de amplio espectro y tenga un factor de protección solar o SPF de al menos 15. Además, consulta la etiqueta para saber si debes volver a aplicar el producto cada 40 u 80 minutos, mientras que nadas o sudas. El protector solar no bloquea el sol o dura más de 2 horas. Al leer cuidadosamente la etiqueta de un producto, se puede seleccionar el mejor protector solar para proteger tu piel.

Más galerías de fotos



Escrito por laura lu | Traducido por verónica sánchez fang