Lo que debes llevar de almuerzo en una caminata

Tanto si tienes previsto un paseo por el bosque o una caminata agotadora de todo el día, convierte en una prioridad empaquetar una nutrición adecuada para recargar energías. Parar para comer a menudo marca el punto medio de una caminata y es una buena oportunidad para reponer los nutrientes y reponerse para el viaje de regreso. Una mezcla de hidratos de carbono complejos y proteínas te da la energía que necesitas para realizar actividad física. Lleva mucha agua para una hidratación esencial, especialmente cuando no vayas a estar cerca de una fuente de agua potable.

Alimentos perecederos

Los alimentos perecederos pueden llevarse a una caminata de un día siempre que tengas los medios para mantenerlos fríos y espacio en tu mochila. Guarda los alimentos perecederos como emparedados en un recipiente aislante con una bolsa de hielo. Las bolsas de fruta congelada o el jugo de frutas congelado mantienen la comida fría durante unas horas y se descongelan para la hora del almuerzo. Mantén frías hasta el momento de comerlas las comidas hechas con carne, huevos o mayonesa.

Carbohidratos

Escoge cereales integrales e hidratos de carbono complejos, como frutas y vegetales frescos. Los carbohidratos complejos liberan la energía más lentamente que los simples, lo que hace que te sientas lleno durante más tiempo. Evita los alimentos con mucha azúcar. Aunque los azúcares simples te dan mucha energía al principio, luego tu nivel de energía caerá significativamente, según nos informa Janet Seiber, una dietista registrada del University of Tennessee Medical Center. Las frutas frescas como las manzanas, naranjas y peras (pears) se conservan bien en una mochila, al igual que los vegetales frescos como la zanahoria y el brócoli. Usa un recipiente de bordes rígidos para los productos más blandos como los tomates cherry, uvas y ciruelas. Lleva galletas integrales o emparedados de pan de trigo integral.

Proteínas

Las bolsitas de larga vida de atún son ideales para un almuerzo de senderismo. Sirve el atún con rodajas de queso y galletas integrales, lo que te proporcionará proteínas y fibras. Lleva contigo un pequeño frasco de plástico de mantequilla de maní para acompañar las galletas con proteínas adicionales. Los huevos duros son compactos y convenientes. Envuelve trozos pequeños de pollo asado frío en papel de aluminio y guárdalo en un recipiente aislante para disfrutar una comida tradicional de picnic.

Grasas

Necesitas una cierta cantidad de grasas para tener energía mientras caminas. La American Hiking Council recomienda llevar grasas que se quemen despacio, como queso y nueces. Los fiambres como el salchichón o el salame (pepperoni y salami) soportan bien los viajes, pero debes consumirlos de vez en cuando, ya que tienen mucha sal y grasa. Lleva salchichón de carne vacuna, que a menudo viene envasado entero en barras de larga duración que no necesitan refrigeración. Empaca quesos duros, como cheddar o rodajas de provolone, ya que serán más fáciles de comer en el camino, y guárdalos en un recipiente frío y hermético. Las nueces y almendras son frutos secos saludables para el corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por maria christensen | Traducido por frances criquet