¿Por qué debes ejercitarte tres veces a la semana?

Hacer ejercicio con regularidad y comer bien son objetivos que todo mundo debería tener, especialmente si estás tratando de controlar tu peso. A pesar de que la frecuencia, la intensidad, la duración y el tipo de ejercicios recomendados difieren de una persona a otra, participar en algún tipo de actividad física estructurada al menos varias veces a la semana te ayudará a preservar tu salud y posiblemente a mejorarla. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier nuevo ejercicio o dieta.

Importancia de la recomendación de hacer ejercicio

En la publicación "Reglas generales de actividad física para los estadounidenses del 2008" ("2008 Physical Activity Guidelines for Americans") del U.S. Department of Health and Human Services, la agencia federal aconseja que los adultos tomen parte en actividades físicas durante no menos de tres días a la semana. El apoyo a esta recomendación proviene de numerosos estudios sobre la salud, según la agencia. La investigación indica que ciertos tipos de actividad física ayudan a las personas a reducir el riesgo de desarrollar problemas de salud, independientemente de su edad, discapacidad, origen étnico, género o raza. Las ventajas relacionadas con la salud que implica la realización regular de actividad física adecuada incluyen un menor riesgo de sufrir depresión, enfermedades del corazón, aumento excesivo de peso, algunos tipos de cáncer, diabetes tipo 2 y muerte prematura.

Características del ejercicio beneficioso

Las personas se dedican a hacer ejercicio, un tipo repetitivo y estructurado de actividad física, para conseguir una mejor condición física, salud, o ambas. El ejercicio es generalmente más beneficioso para los adultos cuando se realiza con una intensidad moderada y durante un mínimo de 150 minutos cada semana. En muchos casos, el ejercicio es aún más beneficioso para la salud cuando se realiza por más de tres días a la semana, más de 150 minutos por semana, o más intensamente que a un nivel moderado. El ejercicio vigoroso (correr en lugar de caminar a paso rápido, por ejemplo) proporciona beneficios para la salud comparables con el ejercicio moderado en sólo la mitad de la cantidad de tiempo. Por lo tanto, si siempre te ejercitas vigorosamente, puedes reducir la cantidad de ejercicio semanal total de 150 minutos a 75 minutos y recibir ventajas similares.

Tipos de ejercicio beneficioso

Hay cuatro tipos de ejercicios que pueden proporcionar beneficios físicos y a la salud. Los ejercicios aeróbicos, como trotar (jogging) y nadar, requieren que los músculos se muevan continuamente de una manera rítmica durante un período de tiempo. Esto hace que el ritmo cardíaco se acelere, fortaleciendo tu sistema cardiovascular. También llamado entrenamiento de fuerza, el ejercicio de fortalecimiento muscular, como las flexiones (pushups) y el levantamiento de pesas, fortalece a los músculos obligándolos a resistir a la presión o al peso. A menudo llamado ejercicio de soporte de peso, el ejercicio para fortalecer los huesos aplica presión sobre estos para mejorar su crecimiento y fortaleza. Los ejemplos incluyen las actividades relacionadas con el impacto con una superficie, tal como saltar la cuerda o caminar a paso rápido. Los ejercicios de estiramiento aumentan tu flexibilidad y protegen a tus músculos mientras mantienes posiciones de estiramiento durante períodos breves de tiempo para relajar el tejido muscular.

Consideraciones

Separar las sesiones de ejercicio en diversos fragmentos con una duración de 10 minutos cada uno puede seguir proporcionando beneficios físicos y de salud. Por ejemplo, la realización de ejercicios aeróbicos una vez al día durante 60 minutos es comparable a completar seis sesiones de 10 minutos por día, explican los Centers for Disease Control and Prevention. Sin embargo, antes de comenzar un régimen de ejercicio siempre debes obtener la aprobación de tu médico, especialmente si tienes una discapacidad o una condición médica cardiovascular relacionada, como la diabetes o el colesterol alto.

Más galerías de fotos



Escrito por nathania maddox | Traducido por josé antonio palafox