¿Debes hacer ejercicio si padeces herpes?

El herpes zoster es comúnmente diagnosticado en personas mayores de 50 años, de acuerdo con Penn State Milton S. Hershey Medical Center College of Medicine. Este doloroso virus puede causar escalofríos, dolor de cabeza, fatiga y sensación de hormigueo en la piel. Aunque el ejercicio puede ayudar a aliviar el estrés que ocurre debido al herpes, debes tomar algunas cosas en cuenta antes de continuar tu programa de ejercicios mientras tienes los síntomas del herpes.

Importancia

Si de niño has experimientado el virus varicela-zoster --más comúnmente conocido como varicela--, el virus permanece inactivo en tu cuerpo. Cuando el estrés, las enfermedades o causas desconocidas estimulan este virus, puede reaparecer como herpes de acuerdo al National Institute on Aging. Los síntomas del herpes pueden variar de persona a persona, pero a menudo incluyen dolor en la piel, ampollas llenas de líquido, comezón u hormigueo y adormecimiento. Si padeces herpes, los medicamentos para aliviar el dolor y reducir las ampollas en la piel, y técnicas de relajación como el ejercicio, pueden ayudar a reducir el estrés y a mantener una buena salud.

Ejercicios benéficos

El dolor y las erupciones en la piel debidas al herpes pueden hacer que te sientas cansado y débil. Esto puede dificultar el ejercicio extenuante. Sin embargo, los ejercicios para aliviar el estrés pueden ser benéficos cuando tienes herpes. Elige ejercicios como el taichi, el cual implica movimientos lentos y controlados, para aliviar el estrés y quemar calorías de acuerdo a lo que señala USA Today. Otros buenos ejercicios incluyen nadar, andar en bicicleta, hacer yoga o caminar, de acuerdo a lo que indica la revista Best Health.

Consideraciones

Mientras te ejercitas, es una buena idea usar ropa holgada que no roce con la irritación en la piel causada por el herpes, de acuerdo a la revista Best Health. Aplicar polvo coloidal de avena a las ampollas antes de ejercitarte puede ayudar a reducir la fricción entre la piel y las ropas. También puedes tomar un medicamento para aliviar el dolor como ibuprofeno o naproxeno, para reducir el dolor causado por el herpes antes de ejercitarte, tal como señala el sitio web de la Clínica Mayo.

Consejo de expertos

Tanto la prevención como el tratamiento del herpes zoster puede ser promovido con un estilo de vida saludable. Una dieta sana, ejercitarse regularmente y tener bajos niveles de estrés, no sólo previene el herpes zoster, sino que también puede reducir sus síntomas en caso de que se presente. Esto es especialmente benéfico para los mayores de 50 años, de acuerdo a Andrew Monjan, un representante del National Institute on Aging, quien condujo un estudio sobre el herpes y el ejercicio.

Advertencia

Aunque el herpes zoster no es contagioso para aquellos que ya han padecido varicela, puedes contagiar a quienes no, de acuerdo a la revista Best Health. En cuanto al ejercicio, esto significa que es mejor evitar los lugares concurridos para hacer ejercicio, como el gimnasio, cuando tengas herpes. Esto puede reducir la posibilidad de infección.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por lou merino