¿Debes continuar haciendo ejercicio si tienes un desgarro en el manguito rotador?

El manguito rotador es un grupo de cuatro músculos que rodean la bola del hombro y proporcionan rotación, elevación y estabilidad a la articulación del hombro. Si un músculo se desgarra, por lo general hay varios tendones involucrados. Un desgarro que implica los tendones puede causar dolor, pérdida de movimiento y debilidad. Puedes realizar ejercicios de estiramiento suaves para prevenir el denominado "hombro congelado" después de un período de descanso, pero siempre consulta a tu médico antes de comenzar a ejercitarte.

Causas

Una distensión o desgarro en el manguito rotador puede producirse por traumatismo, como un golpe en el hombro o una caída, o el uso excesivo del hombro. Los factores de riesgo incluyen debilidad de los músculos del manguito rotador y los cambios biológicos relacionados con la edad avanzada. Las personas sin dolor en el hombro o debilidad pueden tener un desgarro del manguito rotador que se descubre en un momento posterior. Un desgarro del manguito rotador puede llegar a ser más grande y causar dolor. Si tienes cualquier dolor en el hombro, consulta a tu médico tan pronto como sea posible.

Lesión y ejercicio

Cuánto tiempo debes esperar para hacer ejercicio después de un desgarro del manguito rotador depende de tu lesión y el nivel de dolor. Puedes causar un daño mayor si realizas ejercicios de fortalecimiento demasiado pronto o cualquier ejercicio donde se aplique presión y fuerza en el hombro. Algunos ejercicios de estiramiento, especialmente del hombro, pueden aumentar el rango de movimiento y prevenir el hombro congelado. Tu primera prioridad es dejar reposar el hombro y luego consulta a tu médico acerca de los ejercicios de rehabilitación.

Tratamiento

El tratamiento de una lesión, como el desgarro del manguito rotador, incluye opciones quirúrgicas y no quirúrgicas. El tratamiento no quirúrgico consiste en evitar el uso del hombro para las actividades que causen dolor o que hayan causado la lesión en primer lugar. Aplica hielo en el área cada tres horas durante el primer par de días después de la lesión y luego aplica calor para aliviar el dolor y relajar los músculos. La terapia física es también una parte importante del tratamiento no quirúrgico. Después de un período de descanso, puedes trabajar con un fisioterapeuta para hacer ejercicios de estiramiento y diversos ejercicios de rehabilitación, para evitar el hombro congelado. Los ejercicios de rehabilitación, tales como el fortalecimiento, se prescriben a medida que el hombro sana y cuando un médico o fisioterapeuta determina que ha pasado un tiempo prudencial y no debería causar daño.

Prevención

Evita las lesiones del manguito rotador, como el desgarro, planificando un programa de ejercicio que te permita estirar y fortalecer los músculos. Esto es especialmente importante si has sufrido una lesión en el pasado o si estás en riesgo de sufrir una lesión. También evita levantar objetos pesados ​​por encima de la cabeza, usa las dos manos cuando sí tengas que levantar un objeto pesado y toma descansos frecuentes cuando debas levantar objetos porque los músculos del manguito rotador cansados ​​no pueden estabilizar adecuadamente la articulación del hombro.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie carmichael | Traducido por sofía bottinelli