Qué debes beber cuando estás deshidratado

Si recientemente has perdido mucho líquido pero no tienes suficiente bebida para reemplazarlo, puedes comenzar a experimentar síntomas de deshidratación como dolor de cabeza, mareos y orina de color oscura. Deberás poder revertir esta afección consumiendo líquidos extra siempre y cuando tu deshidratación sea leve. Sin embargo, la deshidratación severa puede poner en riesgo la vida y exige un tratamiento especial.

Agua

La mayoría de los adultos y niños mayores puede remediar la deshidratación leve a moderada bebiendo agua de más. Si tienes diarrea, beber jugos de frutas, bebidas carbonadas, cavé y leche puede hacer que el problema empeore. No importa cuál sea la causa de la deshidratación, evita beber cualquier bebida con cafeína o alcohol porque promueven la pérdida de fluidos. Bebe una pequeña cantidad de agua cada 15 a 30 minutos en lugar de tomarla toda de una vez, particularmente si has estado vomitando. Sabrás que estás bien hidratado cuando el color de tu orina sea más claro. Si no puedes retener ningún líquido, probablemente puedas tolerar chupar cubos de hielo.

Solución oral para rehidratación

Evitar rehidratar a tu bebé o niño sólo con agua, a menos que tu pediatra lo sugiera. Debido a que los bebés y niños pequeños son susceptibles a perder electrolitos cuando se deshidratan, tu pediatra puede recomendarte que utilices una solución de rehidratación oral para reducir el riego de tu hijo de desarrollar un desequilibrio de electrolitos. Si tu hijo está enfermo pero no muestra signos de deshidratación, tu médico igualmente te puede sugerir que comiences a darle una solución como un paso preventivo. Comienza dándole alrededor de 1 a 2 cdtas. de la solución con una jeringa o cuchara cada algunos minutos, tal como recomienda KidsHealth. Tu hijo puede disfrutar un helado hecho con una solución de electrolitos. Una solución de rehidratación oral o bebidas deportivas que contienen electrolitos también puede ser útil si eres un adulto que se ha deshidratado debido a la excesiva transpiración.

Cuidado del bebé

Llama a tu pediatra para que te aconseje lo antes posible si tu bebé muestra signos de deshidratación como letargo, llanto sin lágrimas y boca seca y pastosa. Si amamantas a tu bebé, continúa amamantándolo a menos que vomite regularmente y ofrécele la solución de rehidratación oral entre las tomas, tal como recomienda KidsHealth. Tu pediatra también te puede recomendar que dejes de alimentar a tu bebé temporalmente con cualquier fórmula de leche maternizada o sólido hasta que deje de mostrar signos de deshidratación.

Deshidratación severa

La falta de orina, confusión, sed extrema y piel arrugada son signos y síntomas de deshidratación severa, que requiere atención médica inmediata. En este caso, probablemente necesites sales y fluidos vía venosa porque esto repone los líquidos y otros nutrientes de forma más rápida que lo que puede hacer la solución de rehidratación oral. Tu médico también te puede ayudar a tratar la causa subyacente de la deshidratación.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por aldana avale