¿Por qué deberías doblar las rodillas al golpear el suelo después de saltar?

Muchas actividades físicas y deportes requieren que saltes. Cuando aterrizas luego de un salto, tus rodillas corren riesgo de lastimarse por la cantidad enorme de fuerza que se le impone a tus huesos, músculos y articulaciones. Esta fuerza puede llevar a torceduras, esguinces y desgarros musculares. El Fremont Area Medical Center reporta que una lesión seria de rodilla puede ocurrir cuando no aterrizas correctamente, dando a tus piernas la oportunidad de absorber el golpe del salto. Doblar tus rodillas es una técnica importante para reducir el riesgo de lesiones.

Doblando las rodillas

Cuando usas una técnica de aterrizaje apropiada después de un salto, puedes reducir enormemente el riesgo de lesionarte las rodillas. El Fremont Area Medical Center tiene en cuenta que cuando aterrizas después de saltar, tu cuerpo puede experimentar una fuerza igual a cinco veces tu propio peso. Cuando equilibras la fuerza al doblar tus rodillas, otras áreas de tu pierna ayudan a absorber el golpe para que tus rodillas estén más protegidas. Cuando saltas, alinea tus rodillas hacia adelante y dóblalas mientras caes. Esto permite que tus muslos y pantorrillas ayuden a absorber el aterrizaje igualmente, sacando mucho del impacto que recibirían tus articulaciones de la rodilla.

Tendinitis rotuliana

La tendinitis rotuliana es un término médico para una lesión en el tendón que conecta tu rodilla con tu espinilla. Esta lesión es usualmente llamada la rodilla del saltador porque ocurre frecuentemente en atletas que saltan mucho en sus deportes. Sin embargo, cualquier puede sufrir de tendinitis rotuliana. Si desarrollas tendinitis rotuliana, experimentarás un dolor de rodillas que se volverá más agudo y más intenso cuando ejercitas, y también puede molestarte en actividades diarias. Además de aprender la técnica apropiada de aterrizar doblando las rodillas, fortalecer tus músculos de las rodillas puede evitar que sufras lesiones.

Desgarro del ligamento anterior cruzado

Saltar incorrectamente puede llevar a que te desgarres el ligamento anterior cruzado, o LAC. Tu LAC es un ligamento que conecta tu musco con tu espinilla y que cruza tu rodilla. Este ligamento también ayuda a estabilizar tus rodillas. El Fremont Area Medical Center estipula que el 70% de las lesiones de LAC ocurren cuando se aterriza luego de un salto. Un desgarro de LAC evitará que participes en tu deporte por un largo período de tiempo hasta que la lesión cure. A menudo, un desgarro de LAC requiere cirugía para repararlo correctamente. Aterrizar con tus rodillas dobladas ayudará a reducir el riesgo del desgarro de ligamento anterior cruzado, así como enderezar tus isquiotibiales.

Recomendaciones

Si estás inseguro sobre si estás usando la técnica adecuada de doblez de rodillas al aterrizar, pide a tu entrenador o a un experto en aptitud que te enseñe la forma apropiada de aterrizar luego de un salto. Practica la técnica de aterrizaje usando saltos cortos hasta que lo hayas conseguido. Obsérvate saltando frente a un espejo para que seas consciente de las áreas que necesitan mejoras. Si experimentas cualquier tipo de dolor en la rodilla luego de un salto, detén la actividad y descansa. Si el dolor persiste, o si escuchas un ruido seco cuando aterrizas, busca atención médica inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por lautaro rubertone