Qué deberías hacer si eres diagnosticado con HPV

El diagnóstico positivo del HPV puede ser sorprendente y, quizás desmoralizante, pero también significa que has tenido una previsión clara para examinarte en primer lugar. Puedes haber oído que las pruebas pueden salvar vidas. Para aquellos que tienen el HPV, la educación, el examen y el tratamiento son cruciales. Para aquellos que no lo tienen, la prevención es la máxima prioridad.

Aprende más

Los médicos han sabido durante muchos años que el HPV está fuertemente relacionado con el desarrollo del cáncer cervical en mujeres. El examen del frotis de Papanicolaou, o la citología vaginal, fue desarrollado para examinar las células cervicales, para buscar cambios que indiquen la presencia del HPV. Cuando la prueba de Papanicolaou es positiva, otras medidas se pueden tomar para erradicar esta enfermedad.

El virus del papiloma humano puede infectar el área cervical o anal, tanto en poblaciones heterosexuales como homosexuales. El virus se transmite por contacto físico. Lo nuevo en el horizonte es la creciente incidencia del HPV anal, tanto en hombres como en mujeres.

Hazte examinar y tratar por un médico

Al igual que en las infecciones cervicales, la forma anal de la infección puede ser detectada utilizando una prueba de Papanicolaou anal. Este examen es llevado a cabo por un médico, ginecólogo, o un especialista de colon y recto. El conocimiento sobre las infecciones anales por HPV está evolucionando rápidamente, y consultar a un especialista de colon y recto puede ayudarte a obtener el asesoramiento para el diagnóstico y tratamiento más actual.

En las mujeres, un ginecólogo puede realizar una de una variedad de exámenes y tratamientos. La conización es un procedimiento ambulatorio en el que un ginecólogo elimina un borde de tejido del cuello del útero y lo examina bajo el microscopio en busca de inflamación o cambios malignos que indiquen cáncer. A menudo, este examen es todo lo que se necesita para resolver la infección. Puede requerirse de una terapia complementaria de ser necesario. Los exámenes de seguimiento regulares son de vital importancia para encontrar recidivas o nuevas infecciones.

Si se sospecha de una infección anal, o si simplemente quieres quedarte tranquilo, puede realizarse una prueba de Papanicolaou anal por un especialista de recto y colon. Si hay signos de inflamación o infección, una biopsia anal bajo anestesia ligera se realiza como un procedimiento ambulatorio. Puede requerirse de una cartografía anal más extensa con una anoscopia de alta resolución. Esta se administra bajo anestesia ligera con un microscopio especial para buscar específicamente en áreas sospechosas. Al igual que en la enfermedad cervical, este puede ser el único procedimiento necesario. Sin embargo, puede necesitarse de un tratamiento adicional en forma de medicamentos tópicos. Se recomienda un seguimiento regular a largo plazo.

Fomentar exámenes, inmunización y prevención

Una infección por HPV puede conducir al desarrollo de cáncer cervical o anal. Las revisiones periódicas son una parte importante de la cura en hombres y mujeres sexualmente activos, independientemente de su edad.

El Gardasil ® es una vacuna que inmuniza contra las cuatro variantes más preocupantes del HPV asociadas con el desarrollo del cáncer. La vacuna debe ser administrada al inicio de la actividad sexual y la pubertad en las niñas. Aunque controvertido, el Gardasil sea probablemente eficaz cuando se administra en hombres jóvenes.

Una vez que comienza la actividad sexual, la probabilidad de ser infectado con estas cepas del HPV aumenta, y las vacunas podrían no ser efectivas. Consulta con tu médico para obtener más detalles. Anima a otros a hacerse la prueba. La prevención es la mejor cura.

Renuncia

El Dr. Hoffman no respalda ningún producto visto en este sitio web.

Consejos y advertencias

  • La prevención del HPV es la mejor manera de evitar una infección por el mismo. El sexo seguro es una parte importante de la prevención. El Gardasil ® es eficaz en la inmunización contra las cuatro cepas de HPV preocupantes de hombres y mujeres sexualmente activos. Los chequeos regulares y las pruebas de Papanicolaou realizadas por un ginecólogo o un especialista de colon y recto son importantes. La educación es un requerimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por gary h. hoffman m.d.
Traducido por priscila caminer