¿Deberías correr los días que levantas pesas?

Correr y levantar pesas son diferentes tipos de ejercicio que a menudo se combinan en un régimen de ejercicios. Hecho correctamente, la combinación puede beneficiar a ambas actividades. Correr aumenta la capacidad cardiovascular, permitiendo al corazón y a los pulmones mover la sangre y el oxígeno de manera más eficaz a través del cuerpo. El levantamiento de pesas desarrolla los músculos y la fuerza. Los corredores levantan pesas para ganar fuerza; los levantadores de pesas corren para aumentar la resistencia y perder grasa corporal. La mayoría de los entrenadores en ambas áreas recomiendan una combinación entre correr y levantar.

Programación del entrenamiento

El levantamiento de pesas no se debe hacer más que cada dos días, lo que permite por lo menos un día completo de descanso entre las sesiones. Muchos entrenadores recomiendan un programa de tres días a la semana. Eso deja días para correr sin afectar el entrenamiento con pesas. Jim Schmitz, ex entrenador de los levantadores olímpicos de pesas estadounidenses y colaborador de Ironmind.com, dice que correr entre 20 a 30 minutos en días que no se levantan pesas o incluso después de los entrenamientos de fuerza con pesos livianos a moderados, no tendrá efectos adversos en tus levantamientos.

Combinación

Un buen programa de entrenamiento físico general combina correr y levantar pesas, alternando periodos de entrenamientos difíciles y fáciles. Pero aquellos deben ser escalonados. No debes hacer un entrenamiento intenso de peso y luego tratar de hacer una carrera difícil. Ambas actividades requieren mucho esfuerzo, y el exceso de fatiga por una combinación demasiado agotadora puede dar lugar a lesiones.

Tu elección

Cómo combinas el levantamiento de pesas y el correr es una cuestión de preferencia personal. Si correr después de una sesión de peso ligero es agotador, corre primero y levanta después. Si correr primero disminuye tu capacidad de levantamiento, ajusta la distancia recorrida y la velocidad para compensar. La clave es el equilibrio entre las dos actividades, de modo que una no disminuya el beneficio de la otra. Siempre descansa entre los dos tipos de ejercicio. Trata de levantar pesas durante 20 minutos y luego corre una vuelta; alterna así hasta que te ajustes a una combinación efectiva.

Consideraciones

Los corredores que comienzan a levantar o los levantadores que comienzan a correr, en un principio verán una disminución en su rendimiento, dice Schmitz, pero esto se disipará a medida que la combinación continúa y el cuerpo se adapta a la nueva rutina. Correr a una baja intensidad antes o después del entrenamiento de peso aumentará el consumo de calorías y ayudará a reducir la grasa corporal.

Más galerías de fotos



Escrito por bob haring | Traducido por maría echenique