¿Deberías hacer abdominales por la noche?

Hacer abdominales por la noche te ayudará a generar músculos abdominales y fortalecer tu centro. La abdominal es un ejercicio fácil y libre de equipo que funciona con los flexores de tu cadera y músculos centrales. Establecer una rutina de abdominales en combinación con hábitos alimenticios saludables no solo hará que tu estómago esté mejor definido y musculoso, sino que te hará sentir más fuerte también.

Abdominales

El abdominal es un ejercicio fundamental de la aptitud, que fortalece los músculos centrales de tu cuerpo. Usas estos músculos en muchos movimientos y actividades atléticas. Los abdominales se hacen al recostarte sobre el piso y levantando tus rodillas para que estén en un ángulo de 90 grados. Pon tus manos detrás de tu cabeza y eleva la mitad superior de tu cuerpo hasta que tu cabeza esté paralela a la parte inferior de tu espalda, luego baja hasta que tus omóplatos toquen el suelo. Esta es una repetición.

Rutina

Si bien no hay beneficios específicos de hacer abdominales justo antes de irte a dormir, concentrarse en una rutina regular de abdominales hace que sea más fácil hacerlas a la larga. Hacer abdominales cada noche o noche por medio es una manera de lograr esto. Cuando hagas abdominales de noche probablemente quieras esperar una hora aproximadamente después de tu cena antes de comenzar, de otra forma podrías molestar a tu estómago.

Metas del ejercicio

Establece metas para tu plan de abdominales. Si estás haciendo abdominales simplemente para verte y sentirte mejor, puedes entrenar más relajado a tu propio paso. Si estás entrenando para un examen de aptitud física que enfatiza las repeticiones, marca el tiempo de tus repeticiones con un temporizador para crear el paso que necesitas lograr. Si estás haciendo abdominales simplemente como actividad aeróbica, o como un medio para quemar calorías y generar músculo, intenta una abdominal más lenta dedicada a mantener la forma correcta. Con estos abdominales, baja la parte superior de tu cuerpo despacio hasta el suelo, logrando una sensación de calor en tus abdominales mientras bajas.

Consejos

Mientras que el abdominal es un gran ejercicio para fortalecer tu centro, siempre asegúrate de hacerlo con la forma adecuada. No enrolles tu espalda o tires de tu cuello. Estos movimientos pueden dañar o tensar tu columna. Si tienes problema para mantener tus pies en el suelo mientras haces abdominales, puede que quieras encontrar a un compañero para que te sostenga, o engancha tus pies debajo de un objeto como un sofá o pesas.

Más galerías de fotos



Escrito por marcus scott | Traducido por lautaro rubertone