¿Deberían los padres limitar el tiempo en Internet?

Los niños de hoy tienen más acceso a los medios de comunicación digital que los de otras generaciones de la historia. Los programas como Facebook le dan a los niños acceso a sus amigos, a la escuela, a las celebridades y a los grupos. La red social también los anima a quedarse y jugar juegos, poniendo a los jugadores unos contra otros en juegos de lógica y habilidad. Todo esto puede ser bueno. Pero, demasiado de algo bueno puede ser malo. Es vital que los padres vigilen de cerca el uso que hacen sus hijos de Facebook y limiten el tiempo y el ámbito de su vida social en línea.

Aislamiento

Los medios sociales pretenden conectar a la gente. Pero, la mayoría de la gente usa Facebook cuando está sola. Los niños no son una excepción. Un estudio hecho en Princeton por Kaveri Subrahmanyam, Ph.D., et. al. encontró una relación directa entre el aumento del uso de la computadora y el aumento de las sensaciones de aislamiento y soledad. Cuando los padres limitan el uso de las redes sociales, fuerzan a los hijos a contactarse con sus amigos de otras formas como por teléfono o personalmente. Estos contactos más personales mantienen a la red social real de los niños fuerte, reduciendo los sentimientos de aislamiento.

Obesidad

Cuando pasan el tiempo mirando Facebook, el único ejercicio que hacen algunos niños es un simple movimiento de los brazos para ponerse una bebida cola en la boca. Cuando se conectan con el mundo real, están jugando, caminando, corriendo, compitiendo en deportes o de otras formas físicas. Esto le ayuda a los niños a quemar calorías, reforzar sus músculos y a apuntalar su autoestima. Sentarse frente a la computadora anima a los refrigerios y desanima la práctica de deportes, todo lo que puede contribuir a la obesidad infantil.

Seguridad

Cuando un niño pasa tiempo en línea aprendiendo sobre un nuevo y distante "amigo", cree que conoce bien a esa persona. Desgraciadamente, en algunos casos, la persona que "conocen" es una mentira. Los depredadores de niños están en los medios sociales, haciéndose pasar por niños, para darles a los pequeños un falso sentido de seguridad. Estos depredadores pueden manipularlos de tal manera que hasta pueden sacarse fotos pornográficas o hacerlos encontrarse con ellos.

Qué pueden hacer los padres

Los padres inteligentes limitan el uso de Facebook, los medios sociales y la computadora. Reserva un tiempo luego de los deberes y el ejercicio para permitirles que accedan a sus amigos en línea. Los padres también deben dar un buen ejemplo limitando el uso de los sitios. Además, deben ser "amigos" de sus hijos y vigilar lo que mandan por correo electrónico. Que Facebook esté constantemente cambiando los códigos de privacidad significa que la información de tu hijo puede estar protegida por una semana, pero no la siguiente. Como respaldo, los padres deben guardar el nombre de usuario y la clave de su hijo. Esto les da acceso para controlar la cuenta, actualizando los marcos privados y controlando los accesos no autorizados.

Más galerías de fotos



Escrito por shellie braeuner | Traducido por adriana de marco