¿Qué deberían hacer los padres durante la rebelión?

La rebelión puede ser un momento complicado para un hijo y sus padres. Cuando tu hijo está desobedeciendo las reglas a propósito, no importa si estás criando a un niño o un adolescente, de igual manera puede ser frustrante y desconcertante. Si tu hijo está jugando con los límites y desobedeciendo tus reglas y expectativas, entonces probablemente haya una razón detrás de tal comportamiento. Descubre la razón y podrás destrabar los secretos para ayudar a domar a este niño rebelde.

Descubre la razón

La rebelión rara vez ocurre simplemente porque tu hijo quiera ponerte nervioso. En cambio, que ignore intencionadamente las reglas es usualmente una señal de que algo ocurre. Tu hijo puede sentirse sofocado por su falta de elecciones. Puedes también haber tenido cambio en tu vida o familia que hicieron que tu hijo consiga atención usando comportamiento inapropiado o rebelión. Investiga un poco para ver si puedes discernir la razón para su cambio de comportamiento; pregúntale a tu hijo qué le ocurre, evalúa tu propia vida o pregunta a sus maestros en la escuela para conseguir pistas de cual pueda ser la causa real. De esta forma, puedes concentrarte en remediar la causa de lo que realmente está causando este comportamiento.

Impone consecuencias consistentes

Una de las formas más fáciles de perder el control de un niño rebelde es rendirse antes su nueva forma de ser. Los niños rebeldes están usualmente esforzándose para probar su autonomía, lo que significa ignorar reglas y tomar sus propias decisiones, tanto buenas como malas. Tu necesitas establecer un precedente para que tu adolescente sepa lo que pasará cuando se rebele. Si dices que vas a castigarlo cuando falte a clase, mantén tu promesa. Puedes también permitirle ser afectado por las consecuencias de sus propias acciones. Si se pierde una clase, tendrá una mala nota. No intervengas e intentes protegerlo de las consecuencias negativas, ya que esto solo alimentará su comportamiento rebelde.

Ofrece elecciones

Todos los niños quieren probar que son lo suficientemente maduros como para tomar sus propias decisiones. Cuando eres sobreprotector y desconfiado del juicio de tu hijo, esto podría desencadenar una racha rebelde. En lugar de eso, dale a tu adolescente todo el lugar que necesite para sí mismo. No manejes todo aspecto de su vida. Él debería poder elegir a sus amigos, cursos escolares, ropas y otras decisiones del día a día, incluso mientras tu tomas decisiones para su seguridad o basándote en expectativas basadas en su comportamiento. Darle a tu hijo elecciones le dice que confías en él, lo que hace que la rebelión le parezca menos atractiva.

Busca ayuda

Si la naturaleza rebelde de tu hijo es problemática y acoplada a otros problemas, como una naturaleza dramática, ira, berrinches, hablar con odio o acciones deliberadas para molestar a otros, ve al doctor familiar. Tu hijo podría tener Oppositional Defiance Disorder (u ODD, Trastorno de oposición desafiante) un desorden de comportamiento donde el individuo constantemente busca pelea o cuestiona la autoridad. Tu doctor familiar puede referirte a un profesional de salud mental que puede prescribirle diferentes opciones de tratamiento para ayudar a tu hijo a recuperar el control de su personalidad desafiante.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por lautaro rubertone