¿Qué deberían beber los niños si están enfermos con tos?

Cuando tu hijo tiene tos debido a un resfriado o gripe, mantenerlo hidratado es esencial para su salud y recuperación. A menudo, el apetito del niño disminuye como un efecto secundario natural de estar enfermo. Sin embargo, mediante la selección de bebidas saludables, lo ayudarás a mantenerse hidratado y bien alimentado mientras se recupera.

Caldo de pollo


El caldo de pollo hidrata y tiene propiedades anti-inflamatorias.

El caldo de pollo ha sido considerado durante mucho tiempo como un supuesto remedio para un resfriado o gripe. Resulta que este remedio tradicional es adecuado. El caldo de pollo hidrata y tiene propiedades anti-inflamatorias para aliviar el dolor de garganta a menudo provocado por la tos. Además, ayuda a disolver el moco, aliviando la tos de tu hijo.

Jugo


Dale jugo de manzana para aliviar la garganta.

El jugo contiene vitaminas y azúcares, manteniendo a tu hijo hidratado y proporcionando un poco de energía y nutrición. Evita los jugos de cítricos; aunque la vitamina C puede ser útil, las propiedades ácidas de muchos jugos cítricos son demasiado fuertes para el dolor de garganta a menudo provocado por la tos. Si a tu hijo le resulta difícil tragar el jugo, conviértelo en una paleta helada para humedecer la garganta del niño y aliviar la tos. El jugo de manzana y de uva es más fácil de tragar.

Agua


El agua mantiene a tu hijo hidratado.

El agua puede no ser atractiva por su cuenta, pero mantiene a tu hijo hidratado. Para mantenerla sabrosa, añade unas gotas de limón al vaso. Sólo añade una pequeña cantidad para evitar que la garganta se irrite con el ácido del limón. Si la garganta de tu hijo está muy dolorida, prepara una solución para gárgaras de agua salada, con un 1/4 de cucharadita de sal en un vaso de agua de 8 oz. Ofrécele una copa de agua del grifo o agua embotellada después de las gárgaras.

Sin cafeína

Los refrescos, el té y el café con cafeína no ayudarán a la tos de tu hijo. Los refrescos pueden irritar una garganta sensible. La cafeína en el té y el café tiene un efecto de deshidratación, lo que puede empeorar la tos. Si tu hijo quiere beber algo caliente y está cansado del caldo, consulta con el pediatra antes de usar un té de hierbas, afirma el National Center for Complementary and Alternative Medicine.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn williams | Traducido por maría florencia lavorato