¿Debería saltarme el almuerzo para perder peso?

Cuando estás tratando de perder peso rápidamente, puede parecer lógico restringir severamente el consumo calórico o saltarte comidas como una manera de recortar calorías. Mientras que reducir el consumo calórico es necesario para deshacerse de esas libras no deseadas, el saltarte una comida no te conducirá a una pérdida de peso exitosa. Para perder peso y mantenerte así, es necesario desarrollar un plan de alimentación saludable que incluya por lo menos tres comidas al día y una amplia variedad de alimentos.

Identificación

El perder peso involucra consumir menos calorías de las que se están quemando. Esto puede lograrse recortando la cantidad de comida que se consume o ejercitándose para quemar una cantidad adicional de calorías. Debido a que 1 libra equivale a 3,500 calorías, para perder 1 libra a la semana, deberás tener un déficit diario de 500 calorías. Sin embargo, se deberán consumir las calorías suficientes para obtener los nutrientes que el cuerpo necesita. El tratar de perder demasiado peso, demasiado rápido, resulta en una pérdida de peso consistente de agua y masa muscular en lugar del exceso de grasa. Además, las dietas que son demasiado restrictivas no pueden seguirse a largo plazo y cuando regresan los viejos hábitos, también lo hace el peso. La meta es comer de tres a seis comidas o bocadillos saludables al día, que incluyan una amplia variedad de frutas, vegetales, granos enteros y productos lácteos bajos en grasa.

Control del apetito

El saltarte cualquiera de las comidas puede llevarte a sentirte muy hambriento más tarde, lo que puede contribuir a comer de más o hacer malas elecciones de alimentación. De acuerdo con la Weight-control Information Network, aquellos que se saltan comidas tienden a ser más pesados que los que comen cuatro o cinco veces al día. Comer frecuentemente mantiene el apetito a raya, así como a los ataques de hambre y la alimentación poco saludable.

Metabolismo más lento

Un metabolismo más lento quema menos calorías, también en los periodos de reposo, así que tomar medidas para impulsar el metabolismo ayudará a los esfuerzos de pérdida de peso. Las tasas metabólicas cambian a lo largo del día y comer las suficientes calorías es necesario para soportar las funciones básicas. Cuando se saltan comidas o se obliga al cuerpo a pasar hambre, el metabolismo se desacelera para conservar calorías para la sobrevivencia. Además, será mejor comer más de las calorías diarias permitidas más temprano en el día, cuando esas calorías van a quemarse por medio de la actividad. El saltarse la hora de la comida y luego comer demasiado en la noche cuando se va a estar sedentario, significa que todas esas calorías van a quedarse almacenadas en el cuerpo.

Fluctuaciones del azúcar en la sangre

Después de comer, el cuerpo descompone la comida en glucosa o azúcar en la sangre que va a ser usada para transformarse en energía. El comer de manera esporádica puede causar fluctuaciones en los niveles de azúcar en la sangre y cuando ese nivel es demasiado bajo, pueden presentarse antojos que te harán comer de más y consumir dulces altos en calorías. En lugar de saltarte el almuerzo o cualquier otra comida, la Cleveland Clinic sugiere comer de cuatro a seis mini-comidas a lo largo del día del tamaño de porción correcta. Elige alimentos llenadores como frutas, vegetales y granos enteros, de manera que el hambre no conduzca las elecciones de alimentos. Esto deberá combinarse con beber cerca de ocho vasos de 8 onzas de agua cada día y no comer de dos a tres horas antes de ir a dormir.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por reyes valdes