¿Debería preocuparme si mi hijo pequeño come tierra?

Cualquiera que haya pasado tiempo con niños sabe de su inclinación a poner de todo en sus bocas. Es natural que un niño pequeño explore su mundo degustando diversos artículos. Algunos investigadores sugieren que la práctica es evolutiva. Mary Ruebush, profesor de microbiología e inmunología, dice que un niño comiendo artículos no comestibles "está permitiendo a su respuesta inmune explorar su medio ambiente". La tierra es un elemento no alimenticio que los niños de todas partes tienden a comer y no es siempre motivo de preocupación.

Razones

La investigación demuestra que comer tierra puede aliviar las náuseas y diarrea. Algunas culturas han comido tierra a lo largo de los años como parte de su religión. Cuando los niños carecen de ciertos nutrientes, pueden anhelar cosas inusuales como tierra, a pesar de que no contiene ninguna fuente de vitamina o mineral. A algunos niños simplemente les gusta la textura y el sabor de la tierra.

Beneficios

Ruebush sugiere que comer tierra es una forma de entrenamiento para el sistema inmunológico de un niño pequeño, así como "la respuesta inmune inmadura de enseñanza lo que es mejor ignorar". Asimismo, el dr. Joel V. Weinstock, un investigador en Tufts Medical Center en Boston, dice que el sistema inmunológico de un bebé "necesita instrucción" y que erradicar completamente los organismos encontrados en la tierra evita la exposición a algunos de los cuales son beneficiosos. Otro experto sugiere que las lombrices intestinales ingeridas a través de la tierra son mejores en el entrenamiento del sistema inmune en respuesta adecuada a bacterias y virus.

Peligros

Mientras que la mayoría de los expertos afirma que comer tierra es normal en los niños, hay peligros en la práctica. El niño corre el riesgo de envenenamiento por plomo o ingerir otras toxinas si se contamina la tierra. Los parásitos son otro motivo de preocupación. Los Centers for Disease Control and Prevention citan un informe donde dos niños contrajeron una forma de tiña, resultando en una muerte y graves daños neurológicos al sobreviviente. La mayoría de los parásitos son ingeridos a través de las heces o aguas servidas en la tierra.

Síntomas problemáticos

Comer tierra puede ser una forma de pica, una enfermedad caracterizada por el deseo de comer artículos no alimenticios. Signos a buscar incluyen consumo consistente de tierra por un mes o más, a pesar de los esfuerzos para reducir el comportamiento; continuación del comportamiento más allá de las edades de 2 o 3 años; y la ingestión de más de 500 mg de polvo diariamente. Consulta con tu pediatra si tu hijo presenta cualquiera de estos síntomas. La pica es a menudo una condición temporal en los niños, pero puede persistir si tu hijo tiene problemas mentales o de desarrollo.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy mair | Traducido por paulina illanes amenábar