¿Debería usar medias de compresión para el baloncesto?

Si eres un jugador de baloncesto a quien el gusta la idea de una capa ajustada de tela en los músculos de las piernas, entonces las medias de compresión o shorts podrían ser adecuados para ti. Desde el 2013 está en debate si realmente ayudan al desempeño o a la salud. Por ende, la decisión de usarlas debería ser cuestión de comodidad.

Encaje ajustado

Las medias de compresión están hechas de materiales elastizados, pero se adhieren bien al cuerpo. Muchos jugadores de todos los niveles las usan debajo de sus shorts, por lo general del mismo color que el del uniforme. Desde el 2013 no están prohibidas ni tampoco son necesarias a cualquier nivel.

Beneficios

Según la Universidad de California, Berkeley, la vestimenta de compresión para el baloncesto ha dado diversos resultados. Los fabricantes de equipo de compresión se jactan de que la ropa ayuda a mantener los músculos calientes que, a su vez, conduce a un mejor desempeño. El sitio web de Berkeley cita un estudio de Australia de 2011 que demostró que los atletas que usaron equipo de compresión habían incrementado el flujo sanguíneo, sin embargo, el estudio se concentró en corredores y atletas de triatlón. Un estudio de 2011 en Alemania citado en el sitio Berkeley informó sobre descubrimientos inconsistentes.

Hacer tu elección

El uso de medias de compresión durante el baloncesto ayuda a mantener las genitales presionadas contra tu cuerpo, lo que ayuda a aliviar la incomodidad que podrías experimentar cuando corres y saltas. Además, algunos productos de compresión contienen secciones acolchadas que son ideales si quieres proteger tus muslos, glúteos u otra parte del cuerpo de las caídas o rodillas irregulares.

Aspectos negativos

Puede llevar un tiempo acostumbrarse a las medias de compresión. Por ejemplo, si estás acostumbrado a unos shorts sueltos y holgados y unos bóxer debajo, el encaje ajustado de las medias podría parecerte extraño.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por laura guilleron