¿Debería correr si estoy tratando de construir músculo?

Muchos corredores se preocupan por su cuerpo, deseando verse tan tonificados y en forma como les sea posible. Si quieres aumentar tu masa muscular mientras continúas corriendo, puede que tengas que hacer planes acorde con esto. Correr puede contrarrestar el efecto de tu entrenamiento de fuerza, dependiendo de tu metabolismo y las distancias que corres.

Convirtiendo calorías en energía

Tu metabolismo es un sistema complicado de procesos químicos que convierten las calorías en energía. En general, los atletas tienen un metabolismo rápido y queman las calorías de los alimentos con mayor rapidez que la persona promedio, lo que significa que no hay muchas calorías disponibles para ser convertidas en energía para más ejercicio. A no ser confundida con el proceso metabólico, el cuerpo crea la energía que necesitas para mantenerte corriendo a través de la vía aeróbica; esta convierte las calorías en la energía que necesitas para mantener tu ejercicio. Las calorías provienen no sólo de los alimentos que consumes, sino de los almacenes de grasa y músculos de tu cuerpo.

Encogimiento del músculo

Tus músculos están metabólicamente activos, lo que significa que necesitan calorías simplemente para mantener su tamaño y forma, y sobre todo para crecer. Las calorías de los alimentos y la grasa pueden ser más fáciles de obtener y en general son preferibles a las calorías de los músculos; sin embargo, las carreras largas pueden empezar a quemar calorías de los músculos si tu cuerpo no tiene muchos almacenes de calorías provenientes de los alimentos y la grasa, lo que puede causar que los músculos se encojan de tamaño.

Efecto de inteferencia

Además de ocasionar que los músculos se contraigan si hay un déficit calórico, muchos entrenadores y atletas creen que el cuerpo responde a las carreras largas disminuyendo las fibras musculares para hacerlas más eficientes. Mientras que la solución obvia sería la de levantar más pesas, además de correr, muchos atletas creen que el cuerpo puede anular los efectos del entrenamiento adicional con pesas, lo que se conoce como el efecto de interferencia; sin embargo, estudios canadienses y suecos de 2012 han demostrado que no hubo ningún cambio en la masa muscular después de completar la actividad aeróbica acompañada con ejercicios de fuerza en la misma sesión de ejercicios. Hay limitaciones de los estudios, como el hecho de que ambos sólo consideraron los resultados inmediatos en vez de los resultados a largo plazo, pero estos estudios son los primeros en negar las viejas creencias de que el ejercicio aeróbico realizado en el mismo día que el entrenamiento de fuerza puede disminuir la masa muscular.

¿Qué tan lejo estas yendo?

Como puedes ver entre los cuerpos de velocistas y corredores de maratón, algunos tienen músculos grandes, mientras que otros no. Si deseas aumentar la masa muscular y correr, tendrás que ajustar las distancias que corres. Hacerlo promueve el crecimiento muscular mientras continúas aumentando tu resistencia a través de la actividad cardiovascular. Correr distancias más cortas y continuar un régimen de entrenamiento con pesas junto con una dieta adecuada te ayuda a aumentar la masa muscular. La distancia correcta es diferente para todos, pero ten en cuenta que las distancias más largas queman muchas más calorías y pueden empezar a quemar las calorías de los músculos.

Más galerías de fotos



Escrito por parker bowles | Traducido por maria del rocio canales