¿Cuándo se debería cambiar a un bebé del moisés a la cuna?

Un moisés brinda un ambiente para dormir seguro y confortable para los bebés que no están listos para dormir en una cuna. Por lo general, tu bebé necesitará cambiarse a una cuna cuando pueda sentarse por sí solo o cuando haya alcanzado la capacidad máxima de altura o peso del moisés. Según la American Academy of Pediatrics, los bebés son capaces de sentarse solos entre los 7 y 9 meses de edad. Otros factores de desarrollo también pueden influenciar en tu decisión.

Función

Una cuna puede llegar a ser intimidante para un recién nacido por el tamaño. Debido a que tu bebé estuvo bien apretado en tu panza por nueve meses, es muy probable que desee la seguridad de un moisés acogedor, y no el gran espacio que proporciona una cuna. Además, un moisés se puede llevar a todos lados. Si tu bebé está haciendo la siesta, puedes llevarlo a diferentes habitaciones de tu casa en la que necesites estar, tales como la sala o la cocina.

Características

Muchos moisés tienen ruedas, mientras que otros se mecen de lado a lado. Algunos hasta tienen ambas características en la que puedes trabar las ruedas y convertirlo en una mecedora. Los moisés también vienen en una variedad de alturas, y algunos son ajustables. La AAP recomienda que tu moisés tenga una base amplia para evitar que se vuelque.

Peso

El moisés promedio está diseñado para bebés de hasta 18 libras o hasta que empiezan a sentarse solos. Sin embargo, querrás cambiar a tu bebé a una cuna si es particularmente alto. Tal vez también quieras hacer la transición cuando comience a darse vuelta. Aunque los fabricantes de los moisés consideran que son seguros para bebés hasta 18 libras, la AAP recomienda que la transición de tu bebé a la cuna sea para cuando llegue a las 10 libras o a los 3 meses de edad.

Ubicación

A diferencia de los moisés, las cunas no son móviles. Tal vez tu pediatra te recomiende que tu bebé duerma solo en su habitación al momento de llegar a los 6 meses de edad. Sin embargo, puede que tu bebé no se adapte a dormir solo en su cuna tan rápido, dependiendo de sus necesidades. En ese caso, tal vez quieras colocar temporalmente la cuna en tu habitación. Sin embargo, debes ser precavida porque tu bebé puede acostumbrarse a esa ubicación y puede llegar a tener aún más dificultades en la transición a su propia habitación en el futuro.

Precauciones

La página web de BabyCenter señala que las sábanas, los edredones y los animales de peluche que se colocan en la cuna pueden parecer un mecanismo de contención para su bebé que está acostumbrado a dormir en los límites más pequeños de un moisés. Sin embargo, estos suaves elementos pueden representar un peligro, especialmente para los bebés que recién están comenzando a darse vuelta. Además, BabyCenter recomienda no usar protectores a los costados, ya que se corre el riesgo de que se caigan sobre tu bebé y provoquen el síndrome de muerte súbita. Aunque los protectores pueden proteger la cabeza de tu bebé cuando comience a girar sobre sí mismo, como lo explica la AAP. Usa tu propia discreción, y asegúrate de que los protectores estén atados fuertemente.

Más galerías de fotos



Escrito por kristeen cherney | Traducido por liz mancilla