¿Cuándo deben los niños comenzar a levantar pesas?

Tradicionalmente, los padres y los profesores de educación física no han animado el entrenamiento de fuerza con sus hijos o estudiantes. La idea es que levantar pesas puede atrofiar el crecimiento de los niños menores de 12 años. Las organizaciones de aptitud y médicas recomiendan el entrenamiento de fuerza para jóvenes con pautas básicas, liderazgo y supervisión. El entrenamiento con pesas con el equipo puede comenzar alrededor de la edad de siete u ocho años, cuando son capaces de aceptar y seguir las instrucciones.

Mismos resultados, diferente aproximación

Los beneficios de la fuerza de entrenamiento para los jóvenes son similares a las de los adultos, como mejoras en la densidad ósea, masa corporal magra, fuerza general, aptitud del funcionamiento motor y prevención de lesiones. La importancia de comenzar temprano es esencial para la actitud positiva de un niño que trata de hacer ejercicio como una parte permanente de su estilo de vida. Un padre puede estar preocupado por la apariencia física y la salud de sus hijos, pero el niño será más consciente de su desempeño y de lo divertido que se lo están pasando con sus amigos.

Estimular el ego y los músculos de tu hijo

Si tu gimnasio no tiene un programación de aptitud para niños, busca clases en franquicia de fitness infantil o centro de recreación del barrio. Observa una clase primero para asegurarte de que el instructor es paciente y escucha cualquier queja que tengan sus jóvenes participantes. Inicialmente, los niños necesitan aprender lo básico del entrenamiento al comenzar y progresar lentamente con un énfasis en la forma apropiada de la fuerza. Con el tiempo, el entrenamiento de fuerza da a los niños que no pueden sobresalir en los deportes organizados una oportunidad para aumentar sus habilidades de socialización, autoestima y disciplina mental.

Un asunto familiar


Añade la rayuela a intervalos de tablones y sentadillas.

Las máquinas de resistencia pueden utilizarse para el entrenamiento de fuerza para los niños, pero se divierten más haciendo ejercicios de peso corporal o el uso de bolas de estabilidad y de resistencia. Cuando el niño entienda los conceptos básicos del entrenamiento de fuerza, añade pesas ligeras a la lista del equipo. Los fines de semana, involucra a toda la familia con una rutina de entrenamiento de fuerza contando con juegos de patio y música popular. Entra en calor con un baile tonto a una canción del top 40, entonces haz un circuito de un conjunto de 10 a 15 repeticiones de dos ejercicios para la base, parte inferior del cuerpo y parte superior del cuerpo. Completa el ejercicio con un juego de "Simon dice" usando extensiones como las acciones físicas.

Hábitos sanos, vida sana


Los niños saludables son niños felices.

Los niños pueden entrenar la fuerza dos o tres veces a la semana con un día de descanso entre sesiones. Después de un calentamiento, el programa debe ser inclusivo de todos los grupos musculares principales y ejecutado mediante una gama completa de movimiento, seguido de un enfriamiento y de estiramientos. Los entrenamientos variados evitarán el aburrimiento, asegurarán que tu niño continúe con el programa y harán que el ejercicio sea un hábito permanente.

Más galerías de fotos



Escrito por robin marcel gillespie | Traducido por maria gloria garcia menendez