¿Cómo debe reaccionar un padre a las orejas expandidas en sus hijos adolescentes?

Si tu hijo ha llegado recientemente a casa con las orejas expandidas, probablemente te estés sintiendo un poco consternado de que le haya hecho eso a su cuerpo. Cuando un adolescente hace esto, extiende los lóbulos mucho más grandes que con un piercing típico, lo cual le permite introducir grandes decoraciones circulares en los agujeros. Debido a que generalmente no puede ser revertido, tu primera reacción podría ser la de gritar y chillar. Antes de hacerlo, detente. Cómo reaccionas puede tener un efecto duradero en la relación que tienes con tu hijo.

Expansión

Expandirse las orejas se produce cuando se hace un piercing en el cartílago y luego se extiende haciendo el agujero más y más grande, insertando grandes piezas de metal en la perforación para evitar que se cierre. Este proceso casi siempre es permanente y no se puede revertir. Si tu hijo ha comenzando el proceso de expandir sus orejas, debes tomar acción ahora, si te opones al resultado. Si estás en contra de los expansores, puedes pedir a tu hijo que se quite esos adornos, pero sabiendo que es imposible quitárselos a la fuerza tú mismo, acepta que tu hijo va a completar el proceso de meses de duración de expansión de sus orejas.

Respira profundo

No tiene que gustarte la decisión de tu hijo de expandir sus orejas, pero sí es necesario que lidies con él con calma. Si tu primera reacción es de darle a tu hijo el sermón de su vida, dile que necesitas calmarte antes de hablar con el acerca de su elección. Una vez que hayas tenido tiempo para adaptarte al cambio, serás capaz de tener una discusión más racional. No esperes demasiado tiempo, sin embargo, porque una vez que tu adolescente comience con la expansión, tienes un tiempo limitado antes de que se haya hecho el daño.

Respeta sus decisiones

Si bien es posible que no entiendas por qué tu hijo podría expandir sus orejas, tu trabajo como padre es respetar el hecho de que él ha crecido y se le debe permitir tomar algunas de sus propias decisiones. De acuerdo con la Palo Alto Medical Foundation, respetar a tu hijo ayuda a desarrollar la autoestima y la confianza en su capacidad para tomar decisiones. A pesar de que estás internamente muy enojado por este cambio repentino, con calma respeta la elección de tu hijo, incluso si no estás de acuerdo con lo que ha hecho. Educa a tu hijo sobre los riesgos asociados a la expansión, sin embargo. Además de ser permanente, si no se cuida correctamente, sus orejas se pueden infectar.

Acepta su elección

Debido a que no se puede obligar a un hijo a volver el tiempo atrás y optar por no expandir sus oídos, llega un punto en el que tendrás que aceptar su decisión. Nadie dice que te tiene que gustar o que tienes que fingir que estás de acuerdo, pero pasar demasiado tiempo preocupándote por ello y discutir constantemente no va a hacer que el problema desaparezca. Habla en primera persona con tu hijo mientras te mueves hacia la aceptación, sugiere Karyn Gordon, autora de "Dr. Karyn's Guide to the Teen Years: Understanding and Parenting Your Teenager". Di "No me gusta que hayas expandido tus orejas, pero entiendo que es tu elección", en lugar de insistir acerca de lo mucho que no te gusta el nuevo look.

Estar allí para escuchar

Si dentro de unos meses, tu hijo cambia de opinión acerca de haber expandido las orejas, resiste la tentación de decir: "Te lo dije". En su lugar, deja que te diga acerca de sus remordimientos y cómo se siente acerca de su elección. Aunque en última instancia, tiene que vivir con la decisión de haberlo hecho, puedes ayudarle a aceptar su elección, si sabe que sus padres realmente se preocupan por lo que está pensando y sintiendo. Si los expansores son aún pequeños, podrían cerrar un poco. Si la autoestima de tu hijo comienza a sufrir, haz una cita con su pediatra para discutir otras opciones, como la cirugía plástica, para reparar los daños.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por natalia pérez