¿Qué tan bien debe hablar un niño de 2 años?

Desde el más tierno arrullo de un niño a las palabras completamente formadas como "mamá" y "papá", los primeros 12 meses de desarrollo verbal se aceleran. En el segundo año, este rápido ritmo de desarrollo lingüístico y cognitivo continúa hasta que se estabiliza después de la infancia media. Los primeros seis años del niño son los más críticos en el desarrollo del habla, la comunicación y la cognición. Este es el momento en que un niño no sólo está aprendiendo la comunicación simbólica, sino también la comprensión.

Al inicio del segundo año

Al comienzo del segundo año, la mayoría de los niños están hablando algunas palabras como "mamá", "papá" o "uh oh". A los 2 años, la mayoría de los niños pueden pronunciar correctamente los sonidos "P", "M", "H", "W", "N" y "B" El niño ahora está entrando en una etapa en la que se está formando el control motor voluntario y la concentración. Una palabra que se entiende, pero que no se pronuncia aún, es "no".

A la mitad del segundo año

A los 18 meses, la mayoría de los niños son capaces de identificarse a sí mismos en un espejo. Con este nuevo sentido descubierto de sí mismo y los demás, el niño empieza a reconocer a las personas por sus nombres. El niño tiene un vocabulario de alrededor de una docena de palabras y es capaz de señalar objetos al oír sus nombres.

Al final del segundo año

Al final del segundo año, la mayoría de los niños han desarrollado un vocabulario de más de 50 palabras y pueden seguir instrucciones simples de los demás. La estructura básica de la frase, como "quiero galletas" y "irse ¿adiós?" comienza a aparecer. El niño ahora tiene un sentido definido de uno mismo, lo que se refleja en el uso de la palabra "mío", así como los pronombres personales como "yo" y "tú".

Alteraciones del habla

Aunque los niños en su segundo año tienen frecuentes errores de pronunciación de palabras recién adquiridas, hay algunos indicios de los que los patólogos del habla advierten a los padres para que tengan en cuenta. Evitar la pronunciación de los sonidos vocálicos diciendo "pr" para "perro" o pronunciando únicamente las vocales de una palabra con "aw" por "perro" puede indicar un problema en el desarrollo del habla. Aunque la mayoría de los niños balbucean, tartamudean y son torpes con la pronunciación o la estructura de las oraciones, estas dificultades suelen desaparecer después del séptimo año. Siempre es mejor consultar con el pediatra de tu hijo si estás preocupado por su habla o la comunicación.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew giobbi, ph.d. | Traducido por esteban arenas