¿Se debe comer el pimiento dulce crudo?

Los pimientos dulces (bell peppers) son un alimento básico en la mayoría de las secciones de las tiendas de productos comestibles. Puedes haber hecho pimientos asados, al vapor o añadidos a un salteado. Pero no tienes que cocinar los pimientos para obtener sus beneficios para la salud y su brillante sabor, ligeramente picante. Los pimientos dulces en diferentes colores y variedades añaden brillo a una bandeja de vegetales crudos, combinan bien con ensaladas y se pueden comer solos como un bocadillo satisfactorio.

Tipos

Cuando ves una fila tras otra de pimientos de colores en la tienda, es posible que observes precios diferentes según el color y la disponibilidad. Es un error común pensar que los pimientos verde, rojo, amarillo y naranja son vegetales diferentes. De hecho, todos son el mismo tipo de pimiento, sólo se han dejado madurar a diferentes etapas. Los pimientos verdes son el tipo más inmaduro y muchas veces el de mayor disponibilidad. Los amarillos, naranjas y rojos son el mismo tipo de vegetal, pero más maduro y con frecuencia más dulce.

Sabor

No importa el color del pimiento que elijas, todos tienen un sabor similar. A diferencia de su primo, el chile jalapeño, el pimiento dulce es de sabor suave. Un pimiento verde tiene un sabor más fuerte y picante, mientras que la dulzura aumenta cuanto mayor es la etapa de madurez, siendo el rojo la variedad más dulce de todas. Los pimientos verdes son generalmente crujientes y combinan bien con pastas, otros vegetales y carnes. Si no te gusta el sabor de los pimientos fuertes, los dulces pueden darte la textura y el sabor sin el picante.

Información nutricional

Los pimientos dulces son tan sabrosos como nutritivos. Un típico pimiento verde tiene sólo 33 calorías y poco más de 7 g de carbohidratos. Un pimiento rojo tiene 140 mg de vitamina C y 4,218 IU de vitamina A, lo que lo hace un potenciador del sistema inmune del organismo. La mejor parte acerca de comer pimientos crudos es que no se pierde ninguno de los nutrientes esenciales y beneficiosos durante el proceso de cocción. Por supuesto, la adición de aderezos y aceites a los pimientos incrementará el contenido de calorías y grasas.

Preparación

Aunque las semillas dentro de un pimiento son comestibles, tienen un sabor ligeramente amargo que algunos pueden encontrar desagradable. Para preparar un pimiento crudo, lava la piel con agua y sécala con una toalla de papel limpia. Corta el pimiento por la mitad y retira el tallo y las semillas. Los nervios dentro del pimiento también pueden ser amargos, así que puedes quitarlos. Corta el pimiento en rebanadas para comer como bocadillo o para acompañar con una salsa, o puedes picarlo para añadir a una crujiente ensalada para el almuerzo.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por mar bradshaw