Por qué se debe beber agua después del ejercicio

El agua es el nutriente más importante para la gente activa. Beber mucha agua después del ejercicio es esencial para reemplazar los líquidos que pierdes por el sudor durante tu entrenamiento. Mantener una buena hidratación también es compatible con la pérdida de peso saludable. Es importante, sin embargo, no beber cantidades excesivas de agua después de hacer ejercicio, ya que esto puede conducir a una enfermedad peligrosa llamada hiponatremia.

Hidratación

Beber agua después de hacer ejercicio ayuda a reemplazar los líquidos perdidos durante la actividad física para asegurarte de estar bien hidratado. Al comenzar a sudar durante el ejercicio, el cuerpo pierde grandes cantidades de agua, lo que puede conducir a la deshidratación si no la reemplazas bebiendo agua y otros fluidos. Las pérdidas de sudor durante el ejercicio pueden exceder varios litros durante el transcurso de una hora. Una buena medida de si te has rehidratado adecuadamente después del ejercicio es el color de tu orina -si estás bien hidratado tu orina será clara-. Al rehidratarte después del ejercicio, el consumo de agua fresca es la mejor opción, ya que esto también ayudará a restaurar la temperatura a un nivel normal.

El agua y la pérdida de peso

Además de reemplazar los fluidos esenciales, el agua potable después del ejercicio también cumple funciones importantes en la pérdida de peso. Beber agua ayuda a llenar tu estómago, lo que te permite sentirte satisfecho y consumir menos calorías. Es difícil para el cuerpo diferenciar entre el hambre y la sed, por lo que la sensación de sed puede hacer que comas demasiado. Además, el estar sólo un 1 por ciento deshidratado puede causar una caída significativa en el metabolismo que puede interferir con la pérdida de peso. Por lo tanto, el agua potable es un buen complemento para hacer ejercicio si estás tratando de alcanzar o mantener un peso saludable.

Consideraciones

Mientras que el agua potable después del ejercicio puede ayudar a reemplazar los líquidos perdidos a través del sudor, también es importante beber agua antes y durante el ejercicio para asegurar una hidratación adecuada, especialmente si estás entrenando en un día caluroso o durante un largo período de tiempo. Beber líquidos distintos del agua, como la leche o el jugo, también puede ayudar a rehidratar el cuerpo después del ejercicio, sin embargo las bebidas con cafeína no son una buena opción para los propósitos de hidratación ya que la cafeína realmente promueve la pérdida de líquidos. Las bebidas deportivas que no contienen cafeína son una opción inteligente de hidratación para los entrenamientos que duran más de 90 minutos. Además de reemplazar los líquidos, las bebidas deportivas también restauran los electrolitos esenciales perdidos durante los entrenamientos exhaustivos.

Advertencia

Bebe un poco de agua durante y después del ejercicio. Sin embargo, el consumo de grandes cantidades de líquido después del ejercicio puede causar una condición peligrosa llamada hiponatremia, que puede provocar convulsiones, coma e incluso la muerte. Esta condición es poco frecuente entre las personas sanas a pesar de que a veces se produce en los deportistas, como los corredores de maratón que toman varios litros de agua durante o después del ejercicio. Durante y después del entrenamiento o de eventos como un maratón de resistencia, los atletas deben tener en cuenta las sensaciones de confusión, náuseas, vómitos, fatiga e hinchazón de manos y pies, ya que pueden indicar un problema que requiere atención médica inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon george | Traducido por mar bradshaw