Datos sobre el remedio para el resfrío Airborne

Airborne es un suplemento dietario compuesto por vitaminas y hierbas que es promocionado como un estimulante del sistema inmunológico. Alguna vez pregonado por el talk show de Oprah Winfrey como un producto "asombroso" que a la vez prevenía y trataba el el resfrío común, el Airborne tiene un pasado sombrío. Enseguida de haber logrado un inmenso éxito financiero, se presentaron acciones legales ante la Federal Trade Commission por publicidad engañosa que hicieron quebrar a la compañía.

Salto a la fama de Airborne

Airborne fue creado por Victoria Knight McDowell, una maestra de segundo grado, y su esposo, Thomas Rider McDowell, un escritor. El The Center for Science in the Public Interest, SCPI, afirma que la promoción original de Airborne prometía "estimular tu sistema inmunológico para ayudar a tu cuerpo a combatir los gérmenes". Se es indicaba a los clientes "tomarlo ante los primeros signos de resfrío o antes de entrar a ambientes con muchas personas potencialmente infectadas". Un artículo de enero de 2005 de "Arizona Republic" afirma que el éxito rápido de Airborne se debió en gran parte a la promoción que recibió en "The Oprah Winfrey Show" a mediados de diciembre de 2004.

¿Qué es Airborne?

El sitio web del fabricante afirma que Airborne contiene vitaminas A, C y E, zinc, selenio, manganeso, magnesio, riboflavina, aminoácidos y una "mezcla patentada" de 17 hierbas, dos de las cuales son equinácea y jengibre. Este producto es clasificado como suplemento dietario por la Food and Drug Administration (FDA), y como tal, no puede afirmar prevenir, tratar o curar ningún tipo de patología médica, incluyendo el resfrío común.

"Good Morning America"

Hacia febrero de 2006, Airborne Health, Inc. había generado más de US$100,000 millones en ventas desde la aparición del producto en el mercado, según el programa "Good Morning America" de la cadena ABC, que impulsó una investigación sobre la "cura para el resfrío" natural. El informe reveló que en el estudio doble ciego controlado pagado por Airborne había involucradas dos investigadores, el principal de los cuales no tenía un título universitario. No había médicos ni científicos en dicha investigación, ni fueron utilizadas instalaciones clínicas. Elise Donahue, CEO de Airborne, declaró en "Good Morning America" que el producto, de hecho, no era una cura para el resfrío.

Acciones legales contra Airborne

Enseguida de que ABC puso al aire el segmento sobre Airborne, se instruyó una acción legal contra la empresa basándose en que afirmaba en forma engañosa que el producto prevenía, trataba y curaba los resfrío. Los demandantes fueron representados por varias firmas legales de California y el CSPI. El jucio, Wilson vs. Airbonre, Inc., se llevó a cabo en la corte federal del Distrito Central de California y Airborne tuvo que pagar US$23,51 millones para cubrir los reembolsos a los clientes y las tasas legales. En agosto de 2008 la publicación de la Federal Trade Commission indicaba que la FTC enjuició a ambos McDowell, lo que agregó otros US$6.5 millones a los fondos usados para satisfacer la deuda de la compañía hacia los clientes engañados. LA vocera de FTC, Lydia Parnes, dijo: "No hay evidencia creíble de que los productos Airborne, tomados directamente, reducirán la gravedad o la duración de los resfríos o proveerán un beneficio tangible para las personas que estén expuestas a gérmenes en los lugares abarrotados de gente".

Airborne hoy en día

A pesar de su pasado irregular, Airborne continuaba en el mercado hasta mayo de 2010, aunque su publicidad actualmente se cuadra dentro de las pautas legales. El sitio web del fabricante afirma que "los ingredientes clave de Airborne han demostrado ayudar a apoyar el sistema inmunológico, según estudios científicos y revistas médicas". Las tabletas Airborne vienen en cuatro sabores: naranja, pomelo, lima limón y bayas. También la marca vende una bebida para tomar en todo lugar. Aunque su archienemigo Airborne originalmente afirmaba curar el resfrió, la Clínica Mayo afirma que no existe todavía una cura para el mismo, ni ningún producto de venta libre que puede hacerlo desaparecer más rápido.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa sefcik | Traducido por paula santa cruz