Datos nutricionales de la cola de langosta

La cola de langosta no sólo es más baja en grasas y calorías que la carne de cerdo, de res y de pollo, sino que es rica en ácidos grasos Omega-3. Al agregar ácidos grasos Omega-3 en la dieta diaria estos reducen el riesgo de enfermedades del corazón. Hay muchas especies diferentes de langostas, que vienen en una variedad de tamaños, colores y pesos. Las langostas clásicas tienen las grandes garras con carne. A estas se les llama langosta con garras americana o europea. Las langostas de agua caliente se llaman langosta espinosa, por lo general provienen de Florida, Hawaii o de las zonas del sur de California.

Calorías

Según el U.S. Department of Agriculture, hay 90 calorías en 100 gramos de carne de langosta. Poner cola de langosta con verduras al vapor sería una buena comida baja en calorías para aquellos que están buscando mantenerse saludables.

Grasa

La carne de la cola de langosta tiene sólo 1 gramo de grasa en una porción de 100 gramos. No tiene grasas saturadas o trans, lo que hace de esta una opción saludable si estás cuidando tu consumo de grasa.

Carbohidratos

La langosta tiene sólo 1 gramo de carbohidratos en un tamaño de porción de 100 gramos y esto es una ventaja para todos los individuos que tienen que cuidar la cantidad de carbohidratos que ingieren.

Sodio

El sodio en la cola de langosta es de 296 mg. en la porción de 100 gramos. Como todo el mundo está tratando de comer menos sodio en su dieta diaria, la langosta es una buena fuente de nutrición saludable sin el alto contenido de sodio.

Proteínas

La langosta contiene 19 gramos en una porción de 100 gramos. De acuerdo con Georgetown University, las proteínas son necesarias para la construcción y reparación de los tejidos del cuerpo. Son vitales para que un atleta aumente la masa muscular y dan energía.

Otros datos de nutrición

Además de la totalidad de los nutrientes anteriores, la cola de langosta contiene altos niveles de vitaminas A, B2, B3, B6 y B12. También son fuente de potasio, zinc, hierro, magnesio y aminoácidos. La cola de langosta sería una buena adición saludable para añadir al menú de tu siguiente comida.

Comprar y almacenar langosta

Si eliges comprar cola de langosta fresca, verifica en tu mercado de carne local o en la tienda de abarrotes. Asegúrate de que no se le agregó amoniaco a la cola de langosta, ya que esto te permitirá saber que es fresca y si ha estado en la tienda por un tiempo. Es ideal cocinar la langosta poco tiempo después de la compra, pero se puede congelar. Para congelar cola de langosta, envuélvela en papel de congelador. Una vez que esté bien envuelta, continuación, ponla en una bolsa de plástico y luego en el congelador. Aquí hay un consejo, escribe la fecha en que congelaste la bolsa con un rotulador. Esto te ayudará a utilizarla antes de dos meses.

Más galerías de fotos



Escrito por patricia zelm-emmart | Traducido por gabriela nungaray