Datos nutricionales sobre el chocolate oscuro

Si eres un amante del chocolate oscuro tal vez seas adicto a los beneficios nutricionales de las golosinas dulces. Comer chocolate oscuro te da energía, grasa, minerales y antioxidantes que te ayudarán a mantener tu salud general. Estos beneficios provienen de los granos de cacao, que son tostados, molidos y mezclados con la mantequilla de cacao y el azúcar necesarios para formar una barra de chocolate. Echa una mirada al porcentaje de cacao contenido en el chocolate que consumes (está anotado en la envoltura). Recuerda que entre más alto sea este número, tu chocolate será más oscuro.

Macronutrientes en el chocolate oscuro

El chocolate oscuro es un alimento altamente energético que aporta alrededor de 170 calorías por cada onza. Dependiendo de la cantidad de azúcar y grasa utilizada en la fabricación del chocolate, la variedad de éste que comas tendrá un contenido distinto de estos elementos. Por lo general, 1 onza contiene alrededor de 12 gramos de grasa total, 7 gramos de grasa saturada y 24 gramos de azúcar (de acuerdo con la USDA). Debido a que el chocolate es una fuente de tantas calorías, azúcar y grasa, debes consumirlo con moderación, especialmente si estás tratando de perder o mantener tu peso, o si tienes diabetes.

Aporta minerales escenciales

Comer chocolate te aporta una gran variedad de minerales como hierro, magnesio, cobre y manganeso. Una onza de chocolate oscuro contiene 2 miligramos de hierro. Las mujeres menores de 50 años necesitan alrededor de 18 miligramos de hierro al día, y los hombres y mujeres de más de 50 años necesitan 8 mg diarios, de acuerdo con la Office of Dietary Supplements. El cobre en conjunción con el hierro ayuda a mantener saludables a tus glóbulos rojos y es esencial para mantener un funcionamiento óptimo de tu sistema inmunológico y tus nervios. El manganeso es necesario en cantidades muy pequeñas, pero se utiliza para formar los huesos, el tejido conectivo, llevar a cabo los factores de coagulación de sangre, producir hormonas, metabolizar nutrientes, regular el azúcar en sangre, llevar a cabo la absorción del calcio y mantener una función nerviosa y cerebral normal. El magnesio se utiliza para mantener los huesos saludables y juega un papel importante en 300 reacciones químicas distintas que se llevan a cabo en el interior de tu cuerpo.

Contiene antioxidantes

El chocolate oscuro también te da una gran variedad de antioxidantes como los polifenoles. Los antioxidantes te ayudan a evitar que el estrés (de acción oxidante) y los radicales libres dañinos perjudiquen a tu cuerpo. De acuerdo con un artículo publicado en enero de 2005 por el "American Journal of Clinical Nutrition", consumir polifenoles puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como condiciones cardiacas, cáncer, diabetes y osteoporosis. Los antioxidantes contenidos en el chocolate también pueden ayudarte a mejorar el funcionamiento de tu sistema inmunológico y, por lo tanto, pueden ayudarte a prevenir otro tipo de enfermedades, de acuerdo con un artículo publicado en 2007 por la revista "Experimental Biology and Medicine".

Cafeína y teobromina

Si ambicionas comer chocolate oscuro, tal vez ambiciones comer dos de sus componentes estimulantes. Tanto la cafeína como la teobromina del chocolate excitan o estimulan tu sistema nervioso central, lo que te ayuda a reducir de forma temporal la somnolencia o la fatiga. También pueden ayudarte a relajar algunos músculos suaves, como los de la garganta o los pulmones, lo que a su vez puede ser benéfico para aliviar parcialmente la tos y liberar las vías aéreas cerradas, de acuerdo con un estudio publicado en febrero de 2005 por el "The FASEB Journal". Sin embargo, si consumes estos componentes en exceso pueden causarte dolores de cabeza, taquicardia, ansiedad, nerviosismo, insomnio y náuseas.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por karly silva